16 de mayo de 2017 09:13

Aníbal Chalá se realizó los chequeos médicos antes de firmar con Liga

Aníbal Chalá durante los chequeos médicos antes de empezar sus entrenamientos con Liga de Quito, este 15 de mayo del 2017

Aníbal Chalá durante los chequeos médicos antes de empezar sus entrenamientos con Liga de Quito, este 15 de mayo del 2017. Foto: David Paredes/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 3
David Paredes
Redactor. (D)

Aníbal Chalá se realizó los chequeos médicos antes de firmar su contrato con Liga de Quito. El lateral izquierdo de 21 años llegó el sábado, 13 de mayo del 2017, al país tras seis meses de haber sido fichado por el Dallas FC, de la Major League Soccer.

Los galenos del club le hicieron los respectivos exámenes. El imbabureño llegó a la Clínica Toa a las 8:30 y pasó directo a uno de los consultorios para los chequeos generales y para entregar muestras de orina y sangre para los exámenes de laboratorio.

El doctor Juan Barriga converso con él. Chalá llegó al país con una pubalgia, según los chequeos físicos. El cuerpo médico de la 'U' detectó que el defensa ecuatoriano fue operado hace unas 10 semanas aproximadamente, pero que su regreso a las canchas fue prematuro.

"Chalá viene con una intervención quirúrgica hace 10 semanas por un dolor inguinal. Revisamos su historia médica y vimos que antes de salir del país ya tenía una molestia denominada tendinitis de inserción", dijo Barriga.

Chalá se unirá a los entrenamientos, pero no hará trabajos de campo. La recomendación del cuerpo médico de la 'U' es que realice, por al menos tres semanas, rehabilitación programada y progresiva.

"Le hicimos todos los estudios y las radiografías pertinentes y detectamos que se apresuró a volver a la actividad. Tenemos tiempo suficiente para recuperarlo y estará listo en aproximadamente tres semanas", dijo Barriga.

Las pruebas de esfuerzo fueron realizadas y monitoreadas por Richard Cabezas. Chalá se subió a la caminadora mientras le hacían La espirometría.

Tras finalizar estos primeros exámenes, el jugador y Cabezas tenían planificado relizarse una resonancia magnética de la pelvis para determinar la gravedad de la lesión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (3)