31 de January de 2014 00:02

Andrés Benenaula mejora sus saltos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Andrés Benenaula se entrenará durante un mes en la Escuela de Motocrós South of the Border. El establecimiento está ubicado en California del Sur, Estados Unidos, uno de los más concurridos por los pilotos de diferentes países del mundo.

El viaje a California se registró el pasado martes. Su objetivo es potenciar sus conocimientos y aprender nuevas técnicas en curvas y saltos. Él pretende llegar en las mejores condiciones físicas, técnicas y psicológicas al Mundial de Motocrós MX2 que será el 30 de marzo en Beto Carrero, Brasil.

El título latinoamericano MX3 (fuerza libre) obtenido en septiembre del 2013 en Guayaquil le abrió las puertas para inscribirse en el Mundial. Ahora su propósito es terminar entre los 20 mejores de ese campeonato, al que acceden 42 corredores del planeta.

Benenaula está ilusionado en ser el segundo ecuatoriano en colocarse en la grilla de largada de una válida del AMA Profesional de Motocrós. Su reto es emular lo hecho por su compatriota Martín Dávalos, quien desde hace siete años compite en los Estados Unidos.

Con ese reto, el motociclista de 23 años tiene en su agenda de este año dos competencias profesionales. Su preparación es exigente porque sabe que se codeará con los más veloces del mundo. La primera carrera será del 5 al 12 de julio en Buddf Creek y la otra del 9 al 16 de agosto en Indiana.

A esas dos competencias se suma el Latinoamericano que se cumplirá el 3 de agosto en Guayaquil. Esos certámenes se intercalarán con seis válidas nacionales y cinco fechas del campeonato azuayo. "Quiero defender todos los títulos nacionales e internacionales obtenidos en el 2013".

En diciembre pasado inició su preparación. Antes del viaje a Estados Unidos, el campeón latinoamericano asistía cuatro veces al gimnasio, hacía ejercicios con bicicleta y practicaba natación.

Además, los martes, jueves, viernes, sábado y domingo se entrenaba en la pista de Chaullabamba, localizada al nororiente de Cuenca.

Él cuenta con el apoyo de su padre, Édgar Benenaula, quien se convierte en entrenador, mánager y mecánico. A la pista llegan en una camioneta, con dos motos en la parte posterior. El piloto se coloca de prisa su vestimenta de entrenamiento y empieza a ‘volar’ con su moto.

Su progenitor, por su condición de exmotociclista y entrenador con licencia internacional, lo guía constantemente. Él sabe de memoria los sitios complicados y le sugiere tener  cuidado. Las lluvias que caen en la capital azuaya anegaron ciertos sectores del escenario y por eso resultó favorable su viaje al exterior.

Benenaula, considerado el mejor motociclista del país por la Asociación de Periodistas de Pichincha, recuerda que Dávalos llegó a entrenar en los Estados Unidos cuando tenía 15 años de edad. Allí se especializó y ahora compite como un corredor profesional. “No pierdo las ilusiones de estar allí”.

Los viajes no son fáciles para el motociclista ecuatoriano. La moto la desarma completamente y entra en seis maletas de 50 libras. Incluso, usualmente paga por el  sobrepeso. Una vez en la sede del certamen se arma el vehículo y queda listo para el entrenamiento y la competencia. “Si se pierde una maleta se pierde toda la estructura y planificación”.

Su padre gestiona apoyo económico para este año de parte del Ministerio del Deporte, como ocurrió el 2013. Pone como ejemplo que “solo el costo de una motocicleta está por encima de los USD 15 000”. Recibe ayuda de la empresa privada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)