3 de junio de 2015 16:30

Los ancianos caciques del deporte mundial

En 1998 Sepp Blatter (izq.) se reunió con su predecesor el brasileño Joao Havelange. Foto: Pedro Ugarte / AFP

En 1998 Sepp Blatter (izq.) se reunió con su predecesor el brasileño Joao Havelange. Foto: Pedro Ugarte / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Como en el caso de Joseph Blatter, que fue reelegido el viernes a los 79 años por quinta vez al frente de la FIFA, el deporte mundial ha tenido otros largos y polémicos presidentes, como Lamine Diack en el caso de atletismo, Hein Verbruggen en el ciclismo, o el español Juan Antonio Samaranch al frente del Comité Olímpico Internacional.

- Hein Verbruggen: nacido en 1941, este holandés capeó todas las polémicas al frente de la Federación Internacional de Ciclismo profesional, y luego de la Unión Ciclista Internacional (UCI) , entre 1984 y 2005, cuando se retiró.

Verbruggen tenía una estrecha relación con el entonces campeón estadounidense Lance Amstrong, protagonista del mayor escándalo del ciclismo por su masivo recurso al dopaje. Una comisión de la UCI investiga esos vínculos, en particular en negocios, entre Amstrong y Verbruggen, que llegó a presidir la comisión de coordinación de los Juegos Olímpicos de Pekín.

- Joao Havelange: presidente de la FIFA entre 1974 y 1998, el brasileño acaba de festejar sus 99 años. Durante casi tres décadas reinó sin discusión en el mundo del fútbol, y convirtió a la FIFA en una gigantesca máquina de hacer dinero. Bajo su mando el Mundial de fútbol se abrió a nuevos territorios (Estados Unidos, Japón y Corea del Sur) y pasó de 16 a 32 equipos.

Acusado de gobernar mediante clientelismo, este ex miembro del equipo olímpico brasileño de natación y waterpolo tuvo que abandonar su escaño en el COI en 2011 y luego dimitir de sus funciones como presidente de honor de la FIFA en 2013, a medida que crecían las acusaciones de corrupción. Es considerado el mentor de Sepp Blatter, y según una fuente cercana a ambos personajes, se llaman aún cada semana.

- Lamine Diack: presidente de la Federación internacional de atletismo (IAAF) durante casi 15 años, no se volverá a presentar en agosto para el cargo. Senegalés, de 81 años de edad, fue campeón nacional de salto de longitud, entrenador del equipo de fútbol de su país e incluso alcalde de Dakar y diputado.

Diack llegó a la presidencia de la IAAF tras la muerte del italiano Primo Nebiolo en 1999. Ante rumores de ciertos manejos turbios, abandona el cargo y el británico Sebastian Coe y el ucraniano Sergei Bubka son los dos principales candidatos para reemplazarlo.

- Bernie Ecclestone, el gran patrón de la F1, festejó en octubre sus 84 años. Ha sobrevivido a varias crisis, como la quiebra de dos escuderías (Caterham y Marussia) y el accidente de Jules Bianchi en Japón.

Desde los años 1980 este inglés reina prácticamente sin discusión la Fórmula 1. “ Mr E ” tomó distancia el pasado verano, tras un proceso por corrupción en Munich que se cerró con el pago de 100 millones de euros. Todo ello ante los ojos de otros dos viejos veteranos, los presidentes sucesivos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) , Max Mosley, de 74 años y Jean Todt, de 69 años.

- Juan Antonio Samaranch, que murió en 2010 a los 89 años, fue presidente del COI entre 1980 y 2001. Considerado por su sucesor, el belga Jacques Rogge, como el “ dirigente más influyente del COI ” desde su fundador, Pierre de Coubertin.

Ex secretario de Deportes del dictador Francisco Franco, Samaranch profesionalizó el olimpismo, convirtió los Juegos Olímpicos en un enorme escaparate para las marcas deportivas y en un espectáculo mundial, gracias a los derechos televisivos. La polémica sobre la atribución de los Juegos Olímpicos a Salt Lake City ensombreció su fin de mandato, así como el escándalo de dopaje del corredor canadiense Ben Johnson en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1988.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)