10 de julio de 2015 18:15

A Riobamba, por una vía alterna recién estrenada

La carretera Baños - Penipe - Riobamba tiene mucho para ofrecer a quienes la utilicen. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

La carretera Baños - Penipe - Riobamba tiene mucho para ofrecer a quienes la utilicen. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6

En este espacio generalmente he propuesto rutas de viajes que se pueden cubrir con cualquier tipo de vehículo motorizado, sea nuevo o usado, y de dos o de cuatro ruedas. Sin embargo, ahora voy a tratar de ponerme en las “botas” de quienes viajan frecuentemente en moto y lo hacen en solitario, en pareja, o también en grupo.

Empezaré con una serie de rutas un poco más cortas, como para que quienes utilizan ese medio de locomoción puedan conocer hermosos rincones de nuestro país, no tan famosos ni tan populares, durante cualquier fin de semana.

A quienes nos gusta viajar y manejar, muchas veces no nos importa tanto el destino final sino el rodar y rodar, disfrutando del día, del paisaje, de la compañía de familiares o amigos, de la comida al paso o del solo hecho de la libertad de movilizarnos en nuestras máquinas.

En días pasados, el Gobierno central inauguró una nueva carretera que permite ir hasta Riobamba desde Ambato o desde Baños de Agua Santa. Fue construida como alternativa a la vía que discurre por las faldas del volcán Tungurahua, en la margen derecha del río Chambo, y que por la constante actividad eruptiva de los últimos años se ha deteriorado hasta el punto de que es casi imposible utilizarla.

El puente Isidro Atora atraviesa el correntoso río Chambo, cerca de la población de Penipe, en Chimborazo. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

El puente Isidro Atora atraviesa el correntoso río Chambo, cerca de la población de Penipe, en Chimborazo. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

Desde Ambato se debe tomar la carretera E30, que lleva a Salasaca, Pelileo, Baños y Puyo. Desde la población de Salasaca, unos pocos metros más adelante de Salasaca, justo a la entrada de Pelileo, se debe virar a la derecha para continuar por la vía que lleva a Huambaló y Cotaló. Esta es la manera más rápida de hacerlo.

La segunda opción, un poco más larga, es continuar por la E30, pasar Pelileo con rumbo a Baños y, antes de llegar al puente de Las Juntas, hay que ubicar el semáforo y el letrero que anuncia el inicio de la nueva carretera, hacia la derecha. Una empinada vía nos lleva hasta las afueras de Huambaló, en el punto de encuentro de las dos alternativas de acceso.

Desde allí, la ruta atraviesa diversos poblados tungurahuenses (Queseras, Cotaló, Pillate y Cahuají) y chimboracenses (El Altar, Penipe y Cubijíes), donde encontraremos muchos sitios para conocer, disfrutar y fotografiar. Estos parajes poco conocidos seguramente llenarán de satisfacción a los visitantes.

La nueva vía atraviesa la población de Cotaló, en Tungurahua. Los paísajes de la zona son típicamente serranos. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

La nueva vía atraviesa la población de Cotaló, en Tungurahua. Los paísajes de la zona son típicamente serranos. Foto: Telmo Arévalo Cuesta

 En varios tramos de la ruta suele haber neblina a cualquier hora del día. No obstante, cuando el cielo está despejado se pueden avistar el imponente volcán Tungurahua y las cumbres nevadas de los cerros El Altar, Quilimas y Cubillín.

El río Chambo es nuestro compañero durante la mayor parte del trayecto. Imponentes puentes nos permitirán cruzar sus correntosas aguas en dos ocasiones. Cabe resaltar que, al ser una vía totalmente nueva y al cruzar por laderas de pendiente casi vertical, hay pequeños deslaves y caídas de rocas que nos pueden sorprender si no tenemos el cuidado necesario.

Una vez en Penipe, la carretera conecta con la antigua vía que lleva a Riobamba, lo que hace que el tráfico se incremente.
El recorrido también se puede aprovechar para conocer antiguas haciendas. En la entrada al poblado de El Altar se venden truchas muy frescas a precios muy convenientes. Si se desea, se puede pedir que un restaurante cercano las prepare en ese momento.

En cada poblado que se atraviesa los lugareños ofrecen frutas frescas y otros productos propios del sector. Hay comida y bebida variada y muy sabrosa, que satisfará plenamente los requerimientos gastronómicos de los viajeros.

rio4
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)