3 de julio de 2014 17:02

Alemania y Francia juegan un clásico europeo y mundial

Francia vs Alemania. Foto: Archivo

Francia vs Alemania. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
AFP
Río de Janeiro
Logo MUNDIAL 2014

Francia y Alemania, dos equipos clásicos del fútbol europeo, se enfrentarán este viernes 4 de julio, por cuarta vez en una fase final del Mundial y hasta ahora los germanos tienen mejores recuerdos por sus victorias en las semifinales de 1982 y 1986.

Esos dos duelos se recuerdan con especial amargura en el lado francés, ya que supusieron la eliminación del equipo en la Copa del Mundo cuando tenían una de sus mejores generaciones, primero en España y luego en México, en ambos casos en semifinales.

En total, desde el primer duelo en Colombes en 1931 con victoria 1-0 para los Bleus, se han enfrentado en categoría absoluta en 25 ocasiones y el balance es ligeramente favorable para Francia, con 11 triunfos para Francia, 8 para Alemania y 6 empates, aunque uno de esos últimos cayó luego para los alemanes en la tanda de penales.

Fue en un duelo apasionante en Sevilla, que terminó con empate 3-3. Tras acabar los noventa minutos con 1-1, el partido se fue a la prolongación y allí Francia pareció asegurar el triunfo cuando Marius Trésor (92’) y Alain Giresse (98’) pusieron con 3-1 a los suyos.

Pero la República Federal Alemana (RFA) no estaba dispuesta a renunciar a la final y consiguió empatar con goles de Karl-Heinz Rummenigge (102’) y Klaus Fischer (108’), forzando así unos penales donde falló Uli Stielike para los germanos, pero Didier Six y Maxime Bossis erraron para los galos.

Alemania luego terminaría perdiendo en la gran final de España-1982 ante Italia (3-1) en el Santiago Bernabéu de Madrid. La semifinal Francia-Alemania de Sevilla se recuerda también por la fuerte entrada del arquero Harald Schumacher sobre Patrick Battiston a la hora de juego.

En la lucha por un balón, Schumacher se lanzó sobre Battiston y éste terminó desplomado sobre el terreno de juego, con conmoción cerebral, una vértebra fracturada y dos dientes rotos.

La indignación francesa fue absoluta: el árbitro ni pitó falta y esa jugada se recuerda todavía 32 años después.

La Francia de Michel Platini consiguió dos años más tarde, en 1984, levantar el trofeo en la Eurocopa que disputaron en casa y llegaron como campeones continentales a la siguiente cita, el Mundial de México-1986, donde el destino volvió a cruzar a ambos equipos en semifinales.

En esa ocasión, Alemania Occidental no tuvo tantos problemas como en España y venció 2-0 en Guadalajara a los franceses, con goles de Andreas Brehme y Rudi Völler. Luego la Argentina de Diego Maradona (3-2) evitó de nuevo el triunfo germano en el último partido.

Pero esos dos duelos de los años ochenta no fueron los únicos mundialistas entre los dos vecinos europeos.

El primero se había dado en la edición de Suecia-1958 y allí la victoria había sido para Francia, pero en un partido de menos importancia, ya que cruzaron sus caminos en el duelo por el tercer puesto, ya sin posibilidad de ser campeones.

La gran figura de ese enfrentamiento en el estadio Ullevi de Gotemburgo fue Just Fontaine, autor de cuatro tantos en la victoria 6-3 de los suyos.

El pulso de Maracaná este viernes será el cuarto entre unos y otros en la historia del Mundial y el primero de carácter oficial desde hace muchos años. En los últimos años han jugado varios amistosos, aunque sólo uno desde la llegada de Didier Deschamps al banquillo de Francia en julio del 2012.

Fue en febrero de 2013 en el Stade de France y allí la Alemania de Joachim Löw venció por 2-1. Mathieu Valbuena adelantó en el 44’ a los locales, pero en la segunda mitad Thomas Müller (51’) y Sami Khedira (75’) remontaron.

El partido de Río de Janeiro será el número 26 en la larga historia de rivalidad deportiva ente ambos países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)