2 de julio de 2014 16:07

Alejandro Sabella analiza realizar variantes para enfrentar a Bélgica

Los jugadores de Argentina se entrenan de cara al partido frente a Bélgica por los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014. Foto: AFP

Los jugadores de Argentina se entrenan de cara al partido frente a Bélgica por los cuartos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
AFP
Belo Horizonte
Logo MUNDIAL 2014

La suspensión de Marcos Rojo por acumulación de amarillas obliga al entrenador argentino Alejandro Sabella a introducir al menos una variante para los cuartos de final del sábado ante Bélgica, aunque el bajo rendimiento de otros titulares podría plantear más cambios.

Gonzalo Higuaín, Fernando Gago, Federico Fernández: la Albiceleste no jugó bien en el agónico triunfo 1-0 ante Suiza, como le ha pasado en cada partido de Brasil-2014, y en todas las líneas aparece un punto débil señalado por la prensa.

Con la vuelta del equipo al búnker de Cidade do Galo, cerca de Belo Horizonte, el técnico empezó a evaluar hoy, 2 de julio, por un lado la cuestión física tras el esfuerzo de los 120 minutos jugados ante los europeos y por otro cuestiones tácticas.

Una buena noticia para el entrenador fue la vuelta del delantero Sergio Agüero a los trabajos con pelota y un poco de fútbol como parte de la recuperación de la lesión muscular que sufrió una semana atrás frente a Nigeria, aunque no llegaría para el partido con los belgas.

Sabella no es amante de modificar demasiado su once titular y hasta ahora ha hecho apenas un cambio entre partido y partido en dos ocasiones y ha repetido equipo una vez (Irán y Nigeria).

Para el sábado, 5 de julio, en Brasilia contra Bélgica deberá sí o sí modificar su criticada defensa, ya que el mejor jugador de esa línea en lo que va del Mundial, el lateral izquierdo Marcos Rojo, no podrá ser de la partida por haber sumado dos amonestaciones.

"Rojo, un jugador que era muy criticado, hizo un gran partido nuevamente. Entró Basanta y es probable que él juegue el próximo partido por Rojo. Tengo confianza en Basanta", dijo Sabella a la prensa al final del partido con los helvéticos.

'Pachorra' Sabella sacó pecho y habló de un equipo "sólido" e "inteligente" que mereció ganar mucho antes de que Ángel di María definiese bajo y cruzado de derecha tras el pase de Lionel Messi a los 118 minutos, cuando el partido se iba a los penales.

El caso del 'Pipita' Higuaín es quizás el más inquietante: se esperaban de él goles y una permanente conexión con Messi y en cambio se ha visto hasta ahora un jugador lento e impreciso pagando su inactividad de más de un mes por lesión.

De todos modos, la indisponibilidad de Sergio Agüero, lesionado contra Nigeria y por quien entró el martes Ezequiel Lavezzi, vuelve muy difícil que el delantero del Nápoles se quede afuera.

Gago, otro que tuvo problemas físicos en los últimos tiempos, arrancó bien en el debut contra Bosnia y desde entonces se ha ido desdibujando.

En la segunda parte del alargue contra Suiza, Sabella decidió poner en su lugar a Lucas Biglia, que puede desempeñar el papel de doble cinco con Javier Mascherano, conoce de memoria a Messi y también a Bélgica, por haber jugado en el Anderlecht de ese país.

Otro que no rindió como se esperaba fue Lavezzi, que podría perder su lugar ya sea por un volante como Maxi Rodríguez para armar un 4-4-2 clásico o por Rodrigo Palacio, que cumplió con lo que le pidió el técnico cuando ingresó, para mantener un 4-3-3 flexible.

En cuanto a Federico Fernández, el primer central dejó otro mar de dudas el martes y obligó a Ezequiel Garay a jugar por los dos. Pero es muy complicado que Sabella haga dos cambios en la defensa, que ya ha demostrado de por sí muchos problemas de coordinación y relevos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)