26 de mayo de 2016 17:25

En el aeropuerto Mariscal Sucre se vivió una fiesta por la llegada de Independiente del Valle

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 2
Contento 88
Juan Carlos Narváez

La zona del arribo internacional del aeropuerto Mariscal Sucre en Tababalea experimentó una alteración en su rutina diaria. ¿La causa? El vuelo CM211 de la aerolínea Copa que traía a la delegación del Independiente del Valle llegaría a Quito.

Según la información divulgada por la dirigencia del conjunto de Sangolquí, la llegada se produciría a las 23:00 del miércoles 25 de mayo, pero el vuelo de Copa experimentó un retraso de 30 minutos que no hizo mella en los aficionados que se dieron cita para recibir a los ‘héroes’ de la Copa Libertadores.

La barra organizada Locura del Valle, que había salido desde Sangolquí a las 22:17 ingresó con sus bombos y con cánticos, hecho que llamó la atención del personal de seguridad de la terminal aérea. De repente, el primero en salir fue el dirigente Michel Deller quien rápidamente fue abordado por la prensa capitalina entre la algarabía de los aficionados. “Seguiremos soñando Dios mediante para llegar lejos” dijo el directivo con el rostro lleno de satisfacción y una sonrisa que escondía el cansancio propio del viaje.

Deller dio su punto de vista respecto al hecho de estar en las semifinales de la Copa Libertadores: “Como habíamos hablado con Pablo (Repetto) nosotros prácticamente hemos celebrado cuatro campeonatos: uno contra Guaraní, otro contra Colo Colo, otro contra River y ahora contra Pumas”.

“El estar es semifinales es algo que no nos imaginamos nunca. Es como yo decía, lograr un sueño inalcanzable”. “Uno entiende lo difícil que es esto al ver todo lo que se ha hecho”. Hubo tiempo para consultar al dirigente si se donaría la taquilla del cotejo tal como sucedió ante River Plate y Pumas. El dirigente contestó: “La taquilla la donaremos”.

Mientras hacía estas declaraciones, un aficionado se percató que los jugadores rayados estaban ya cerca de la afición. El primero que hizo su aparición fue el guardameta Daniel Librado Azcona, una de las figuras del partido en México. La atención se centró de inmediato en el arquero paraguayo nacionalizado ecuatoriano quien lucía una camiseta polo rosa y una gorra negra. “A disfrutar con la familia y con la hinchada que siempre está con nosotros. Ahora nos queda descansar y después de la para (del campeonato) venir con todo para seguir trabajando”.

“Estamos pasando por un buen momento, hay que disfrutarlo y dedicar la clasificación a todo el pueblo ecuatoriano”. “Es lindo el cariño que recibimos de parte de la hinchada”.

Al ser consultado sobre la semifinal el golero mencionó: "el equipo es el que menos chance tiene de ganar, pero soñar no cuesta nada. Hay que ir paso a paso hasta conseguir el objetivo”. Con mucha seriedad, insistió en el hecho de que el club debe concentrase en Boca Juniors al mencionar que “se debe trabajar para la próxima clasificación”.

Después de brindar esas declaraciones, Azcona firmó autógrafos y se tomó fotografías con los aficionados que pugnaban por plasmar el momento mientras el grueso de la barra se hacía sentir en el arribo internacional.

Después, un carismático Jonny Uchuari, no dudó en negar ni un solo autógrafo a los aficionados mientras el resto de la plantilla intentaba salir a la zona del parqueadero. En simultáneo Uchuari y el DT Pablo Repetto atendían los requerimientos de la prensa deportiva.

Pablo Repetto, DT del Independiente del Valle a su llegada al aeropuerto Mariscal Sucre. Foto: Juan Carlos Narváez/ EL COMERCIO

Junior Sornoza fue el último jugador en salir y, cuando lo hizo, recibió un gratificante saludo de su esposa y familia. Solo después de atender a su familia, brindó declaraciones a la prensa. “Yo estaba muy convencido de que ese penal iba a entrar” al referirse al tenso momento que significó decidir la serie desde el punto penal.

“Muy contento por el equipo porque todos nos entregamos por completo”. Sornoza aprovechó para destacar los comentarios hechos por periodistas argentinos sobre el desempeño del equipo: “El equipo está muy bendecido, ha hecho un buen trabajo pero hemos sabido demostrar con humildad y trabajo en el campo de juego, para darle una felicidad a la afición que nos ha apoyado”.

Una vez que toda la delegación y la afición del Independiente del Valle abandonaron la terminal aérea, la calma retornó al aeropuerto Mariscal Sucre.

Independiente del Valle jugará el primer partido de semifinales de la Copa Libertadores ante Boca Juniors el 7 de julio después de la Copa América Centenario, en el estadio Olímpico Atahualpa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (2)