30 de enero de 2015 16:09

Acura NSX mira al pasado y se proyecta

El diseño del NSX 2015 está orientado a lograr la máxima eficiencia aerodinámica para ofrecer un alto desempeño con un consumo óptimo. Foto: hondanews.com

El diseño del NSX 2015 está orientado a lograr la máxima eficiencia aerodinámica para ofrecer un alto desempeño con un consumo óptimo. Foto: hondanews.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Carburando

En 1990, Honda sorprendió al mundo con el lanzamiento del NSX, un superdeportivo biplaza que no tardó en convertirse en modelo de culto para los seguidores de la marca y los amantes de la velocidad.

El bólido, en cuya puesta a punto participó el mítico piloto brasileño de F1 Ayrton Senna, por entonces ligado a la escudería McLaren - Honda, fue catalogado como el ‘Ferrari japonés’.

25 años luego de su lanzamiento y 10 después del cese de su producción, el fabricante nipón presentó en el Salón de Detroit al ejemplar destinado a reemplazarlo: el NSX 2015 que en Estados Unidos se comercializará como Acura, la marca de lujo de Honda.

Con una carrocería muy ancha y muy baja, el nuevo modelo se aleja de su pasado para adaptarse a las tendencias actuales, tanto en lo estético como en lo mecánico.

No obstante, ciertos rasgos conservan prácticamente intacto el espíritu del NSX original. Sus líneas afiladas y formas angulosas, que le confieren una apariencia agresiva y deportiva, son muestras irrefutables de que se trata de una actualización del mismo vehículo.

Según sus creadores, el diseño es una oda a la precisión. A pesar del aspecto radical del modelo, la eficiencia es uno de los aspectos mejor cuidados, como parte de una decidida apuesta por evidenciar la cara más deportiva de Honda.

Sus dimensiones de 4,47 metros de largo, 1,94 de ancho y apenas 1,22 de alto encierran un diseño con aberturas de aire en el capó, branquias laterales y un alerón trasero más sutil que el del original.

Todo ello denota que uno de los objetivos de Honda en el desarrollo del NSX era optimizar su aerodinámica y, de paso, también dotarle de un ‘look’ muy atractivo.

Respecto de las características técnicas, el NSX pasó del motor V6 atmosférico con 270 caballos que impulsaba a la primera generación a un conjunto híbrido que, según se estima, entrega más de 500. Esta potencia se obtiene de cuatro propulsores: uno térmico biturbo de seis cilindros colocado en posición central, otro eléctrico integrado a este y dos más de ese tipo que impulsan a las ruedas delanteras. Honda llama a esta configuración Sport Hybrid SH-AWD (Super Handling All-Wheel Drive).

Una caja de cambios de doble embrague DCT y 9 relaciones es la encargada de llevar a las cuatro ruedas la fuerza de giro de todo el conjunto mecánico.

El NSX está calzado con unos neumáticos Continental ContiSportContact de altas prestaciones, cuyas medidas son 245/35 ZR 19 adelante y 295/30 R 20 atrás. Los frenos son de seis y cuatro pistones, respectivamente y los discos carbonocerámicos.

Este superdeportivo cuenta con cuatro modos de conducción: Quiet, Sport, Sport+ y Track. Cada uno de ellos presenta configuraciones específicas sobre el motor, la transmisión, la respuesta del chasís y el sonido.

Una quinta opción está reservada para quienes tienen una amplia experiencia en la conducción de autos de alto desempeño. Se llama Launch y suma la fuerza de los cuatro motores.

Para el interior, la marca desarrolló un novedoso concepto al que denominó Human Support Cockpit. Se trata de un habitáculo pensado para las personas y centrado en ellas. Desde su puesto, el conductor tiene orientados hacia él los controles de todas las funciones que pudiera requerir, para manipularlas de manera cómoda y segura.

Se destaca la combinación de colores: negro y rojo para los recubrimientos de los asientos y paneles, y negro y plateado para los demás elementos.

El panel de instrumentos es una pantalla TFT que cambia en función del modo de conducción. El túnel central separa absolutamente las plazas delanteras, desde donde los ocupantes disfrutan de una gran visibilidad debido al diseño ergonómico de los asientos.

El NSX 2015 es el resultado de casi tres años de intenso trabajo, por parte del equipo de diseño e ingeniería, realizado en el centro de desarrollo de la compañía en Raymond, Ohio, EE.UU. Todos los prototipos fueron sometidos a rigurosas pruebas en el túnel de viento hasta llegar a la versión actual.

Fuente: diariomotor.com

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)