7 de February de 2014 14:58

Los accidentes podrán evitarse

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Carburando

El Departamento de Transporte de Estados Unidos anunció hace pocos días que permitirá la introducción progresiva de nuevas tecnologías que permitan la comunicación automática entre vehículos para alertar sobre potenciales accidentes de tránsito.

Este primer paso servirá para que los automóviles puedan compartir información entre sí sobre localizaciones y velocidades, de modo que se pueda alertar a los conductores sobre el riesgo de una colisión en la carretera.

"La tecnología Vehículo-Vehículo (V2V) representa la próxima generación de mejoras en la seguridad automovilística", indicó en un comunicado el secretario de Transporte de EE.UU., Anthony Foxx.

Según el Departamento de Transporte y la Agencia de Seguridad en Carretera (Nhtsa, por sus siglas en inglés), tras analizar velocidad, proximidad y flujo de vehículos cercanos, esta tecnología será clave para evitar una gran parte de los accidentes en carretera, como los choques traseros, por cambio de carril o en las intersecciones.

Esta nueva tecnología ayudará a prevenir al conductor, pero en un principio no está pensada para tomar el control automáticamente del vehículo, actuando sobre el volante o sobre los frenos.

[[OBJECT]]

No obstante, la Nhtsa está considerando ampliar el uso de sensores para la activación de medidas de seguridad automáticas, que podrían poco a poco tomar el control de la conducción.

Este tipo de tecnologías más avanzadas permitiría evitar colisiones sin la intervención del conductor o reducir embotellamientos al imponer velocidades constantes a un grupo de automóviles.

De esa manera se establecería un flujo estable de circulación que reduciría la cantidad de paradas y arranques que afecta al tráfico, genera un alto consumo de combustible y eleva los índices de contaminación ambiental.

Esta tecnología, además, podría ser el paso intermedio entre la conducción tradicional y la autónoma, que ya se prueba con éxito en carreteras de Estados Unidos, Japón y Alemania por parte de empresas como Google, Nissan y Mercedes-Benz, entre otras.

El Departamento de Transporte aseguró que la tecnología V2V no comprometerá la privacidad del conductor o de los ocupantes ni permitirá a las autoridades espiar la trayectoria del vehículo, ya que la información enviada entre automóviles será anónima.

Desde hace dos años, el Departamento de Transporte está desarrollando programas de prueba de esta tecnología en carreteras reales y asegura que su eficacia ha quedado demostrada en varias oportunidades.

"Dentro de unas décadas, seguramente miraremos atrás a este período como uno de los más importantes para la historia de la seguridad en carreteras, por aportar mejoras equiparables a lo que en su tiempo representaron el cinturón de seguridad, el airbag o el control de estabilidad", aseguró David Friedman, funcionario de la actual administración de la Nhtsa.

Fuente: agencia EFE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)