Tiempo de lectura: 1' 46'' No. de palabras: 281

Para de prometer. Para de violar. Para de comprar... Son algunos de los grafitis con contenido social que propaga por Nueva Delhi el artista anónimo Daku, a quien se compara -aunque al indio no le agrada- con el célebre creador británico Bansky. Daku, que significa bandido en hindi, es un diseñador de 30 años, que mantiene su identidad en secreto mientras ornamenta los muros de las ciudades indias con mensajes que buscan "conmocionar" al transeúnte.

"Soy como los bandidos de la película 'Sholay', un ladrón que roba muros por las noches", dice Daku, en referencia al clásico de 1975. "Cuando hago un grafiti en una pared esta me pertenece, visualmente los muros son míos".

El objetivo de Daku es "conmocionar, confundir y hacer pensar". La serie de grafitis realizadas en señales de tráfico de 'Stop' en las que incluye su propio mensaje buscan confundir con el uso de la tipografía original del letrero y sus ubicaciones. Así, el trabajo "Para de comprar" está en la entrada de un centro comercial.

El artista callejero elige casi siempre el hindi para sus trabajos para llegar a más gente. "Mis pintadas son en hindi porque así llego a los que pedalean una bici y a los que conducen un Audi. Con el inglés llegas solo a la élite".

Daku defiende el arte callejero como algo democrático que puede ver todo el mundo frente al elitismo de las galerías de arte. "El arte en la calle va más allá de la clase social", según el artista, una declaración casi revolucionaria en un país organizado en castas.

Califique
2
( votos)