Tiempo de lectura: 3' 4'' No. de palabras: 484

El psicoanalista francés Jacques Ruff, miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, encabezó este martes en la Alianza Francesa la conferencia La enseñanza de un alpinista, que con base en el libro 'El francés solo', de Christophe Moulin, brindó un vistazo al deporte del alpinismo, y en particular a la "adicción" que se desarrolla por las escaladas solitarias.

"¿Qué hacer con nuestro cuerpo?", preguntó Ruff, y procedió a resumir la compleja historia de Christophe Moulin, el guía de montaña y profesor de la Escuela Nacional de Ski y Alpinismo de Chamonix, que el 2003 sobrevivió en Mont Blanc a una avalancha que mató a tres de sus alumnos. Sus apodos 'Moilinos' y 'Moulinator' se remontan a la hazaña que realizó en el principio de su carrera, cuando totalmente solo y en pleno invierno se adentró en una montaña de los Alpes del sur de Francia. Tras dos días de ardua escalada, logró salir vivo.

Esta experiencia le sirvió como una terapia frente a su adolescencia atormentada. "En el movimiento constante encontró una manera de arrancarse las angustias que lo petrificaban", relató Rouff. No obstante, surgió entonces en Moulin la duda de si había superado la prueba por habilidad o por suerte. Se engendró así un deseo de verificación propia, que da paso a lo que él mismo llama una adicción. Esta misma le duró ocho años, durante los cuales se imponía la tarea de realizar una o dos escaladas extremas por año, siempre con el objetivo de replicar la ilusión distractora de esa primera experiencia. Moulin concluye en su libro: "El alpinismo me enseñó a sufrir, me enseñó a luchar, pero no me enseñó a vivir".

Ruff explica: "¿Quieren algunos deportistas liberarse del pensamiento, de esa división subyectiva que les parasita, como a todos nosotros? ¿No creen en algunos momentos haber encontrado una armonía entre el cuerpo y la naturaleza? Seguro que sí. Pero el sentimiento desgraciadamente es efímero. Entonces viene la adicción y la necesidad de empezar otra vez". En resumen: el placer de no pensar.

El psicoanálisis, no obstante, plantea la alternativa de reconstruirnos a partir de nuestro síntoma, de aquel del que nos quejamos sin cesar. Es a través de este síntoma que se encuentra la experiencia de "desasosiego absoluto", esa a la que se someten deportistas como Moulin, al nivel del cual la angustia pasa a ser una protección.

Presente entre los asistentes estuvo el montañista ecuatoriano Iván Vallejo, quien aplaudió el trabajo analítico de Ruff y compartió algo de su experiencia.

"El tener 10 000 pensamientos en la cabeza puede ser muy intenso", opinó, refieriéndose a las presiones de la vida cotidiana. "Entonces veo como saludable probar ese tal goce de no pensar. No como cobardia o abandono, sino para salud".

Califique
2
( votos)