Tiempo de lectura: 2' 6'' No. de palabras: 329

El Circo del Sol regresa mañana a Colombia después de dos años para desafiar los límites de lo imposible con su espectáculo, "Varekai", un mundo fantástico ubicado en la cima de un volcán que la compañía canadiense recreará en la capital colombiana del 21 de marzo al 5 de mayo.

Durante dos horas, fuego, magia, danza y acrobacias se entremezclan entre más de una decena de números protagonizados por 56 artistas de 27 nacionalidades capaces de conjurar un sólo espectáculo por tierra y aire.

"Varekai", "cualquier lugar", en la lengua romaní de los gitanos, narra la historia de Ícaro, un joven que tras perder sus alas llega a la oscuridad de un bosque mágico habitado por criaturas fantásticas que lo sumergen en una surrealista aventura con la que descubre una nueva vida llena de posibilidades.

Escrita y dirigida por el canadiense Dominic Champagne y estrenada por primera vez en Montreal (Canadá) en 2002, "Varekai" busca recrear el espíritu nómada de la cultura y tradición circenses poniendo todos sus conocimientos al límite.

Malabares, humor, mimo y ejercicios aéreos se recrean en un lenguaje de colores, movimiento y música en un espectáculo que permanecerá en Bogotá hasta el próximo mes de mayo en Bogotá.

La única vez que la compañía estuvo en Colombia fue en 2010 con su obra "Quidam", producción con la que agotó las entradas.

De la misma manera que entonces, Cynthia Clemente, coordinadora de producción del Circo del Sol, aseguró que el espectáculo se alargará un mes más de lo esperado, hasta el próximo 5 de mayo, cuando se trasladará a Costa Rica para continuar su gira latinoamericana.

El Circo del Sol nació en 1984 a partir de un grupo de 20 artistas callejeros en la Bahía de Saint-Paul, en Quebec (Canadá) y se ha convertido en la última década en una organización de reconocimiento internacional.

Califique
2
( votos)