La tendencia apunta a que menos es más. Lo más actual es tener todo guardado y organizado dentro de los muebles. Foto: Vicente Costales.

La tendencia apunta a que menos es más. Lo más actual es tener todo guardado y organizado dentro de los muebles. Foto: Vicente Costales.

En la cocina de hoy los mesones lucen despejados

El buen aspecto de la cocina depende mucho de la organización que se mantenga dentro de ella. Considerando que en esta zona se manipulan y preparan alimentos, se hace necesaria una rutina de limpieza y un correcto almacenamiento de utensilios y productos.

Nuevos sistemas de guardado se conjugan con un mobiliario moderno y funcional para hacer posible un ambiente impecable, tanto en el aspecto visual como de aseo.

Una de las tiendas especializadas en ambientes de cocina es Hogar 2 000. Allí, desde una visión moderna, se propone mobiliario de termolaminado, ‘hi gloss’ o melamínico.

Esto, combinado con herrajes que facilitan sistemas de guardado eficiente permite que la cocina luzca ordenada, sin que quede de lado el estilo, que se logra gracias a visibles mesones de cuarzo o granito.

Pilar Robles, asistente de ventas de Hogar 2 000, indica que los ambientes pueden acoplarse con cada uno de estos componentes, según los gustos y necesidades de la familia.

“Cualquiera que sea la combinación entre materiales de mobiliario, mesones y herrajes, lo que no pasa por alto en ningún caso es garantizar un estilo moderno, en el que se pueda ver orden y estética”.

Fieles al concepto de que menos es más, los herrajes son los que mantienen ese aspecto impecable. Permiten almacenarlo todo, desde productos comestibles hasta utensilios de cocina en los muebles, de manera organizada, limpia y, sobre todo, cómoda.

Insumad trae a Ecuador las últimas tendencias en herrajes para estos fines, desde Alemania, Australia, Italia y China.

Acero inoxidable, acero cromado y elementos de madera con sistemas antideslizantes conforman los herrajes que facilitan el orden interior.

Según Santiago Ávila, gerente de Insumad, la tendencia minimalista implica que no se vean productos ni utensilios sobre los mesones, sino que todo esté guardado en orden.

“Con la implementación de herrajes se facilita el funcionamiento de los muebles de la cocina y se optimiza el espacio interno de los mismos”.

Según Ávila, esto se complementa con el óptimo funcionamiento del mobiliario, que hoy incluye sistemas de frenado en bisagras y cajones, para que no se golpeen al cerrar.

“También hay una nueva tendencia en el mundo para sistemas de apertura de módulos altos”, lo que contribuye con la estética del ambiente, con diferentes materiales y diseños minimalistas.

En Insumad, por ejemplo, los herrajes y el orden que se logra con estos, se complementa con mobiliario con cubierta de vidrio de colores vivos, que contrastan con el blanco pulcro, característico de la cocina.

Madeval también apuesta por sistemas para una cocina mejor organizada. “La elegancia que sugieren los diseños y materiales van de la mano con la funcionalidad dada por los herrajes”, dice Paula Yumbla, representante del local.