La Tienda de Hospedaje está construida sobre 5 250 metros cuadrados. Foto: Plataforma Arquitectura

La Tienda de Hospedaje está construida sobre 5 250 metros cuadrados. Foto: Plataforma Arquitectura

Sri Lanka esconde un lugar ecológico y mágico para el relax

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Como salido de una película de fantasía. Así esel ‘Wild Coast Tented Lodge’, el primero de su tipo en Sri Lanka. Fue diseñado y construido porNomadic Resorts y Bo Reudler Studio.
Situado en el borde del Parque Nacional Yala, en el sur de Sri Lanka (Asia), el campamento de 36 carpas recibió a sus primeros huéspedes en noviembre del año pasado.

La arquitectura orgánica del complejo ecológico se integra perfectamente en el sitio, con bosques secos que se funden en la costa de arena con vistas al océano Índico.

El hotel de cinco estrellas fue diseñado para brindar a los visitantes una experiencia íntima de Yala, que celebra la flora y cultura de la zona, con una intrusión mínima en el paisaje.

Hay grandes rocas redondeadas esparcidas por todo el parque.

Hay grandes rocas redondeadas esparcidas por todo el parque.

El proyecto, según una reseña del sitio web Plataforma Arquitectura, fue encargado por Resplendent Ceylon, una subsidiaria de Dilmah Tea, cuyos exclusivos resorts ofrecen a los viajeros curiosos experiencias diversas relacionadas con la historia, la cultura y la naturaleza de Sri Lanka.

La arquitectura hace referencia a las formaciones naturales en el paisaje de Yala, es decir, a las grandes rocas redondeadas esparcidas por todo el parque, a escala macro, y a los montículos de termitas, a microescala.

Adoptando una escala humana en el medio, los edificios principales del campamento aparecen como afloramientos de pabellones en forma de roca, agrupados orgánicamente en cada extremo del sitio.

El hotel posee una estructura de bambú en diferentes espacios.

El hotel posee una estructura de bambú en diferentes espacios.

El spa está apartado de la playa. Desde lejos, los grandes pabellones parecen sólidos, pero luego de una inspección más cercana, se revelan como estructuras ligeras y abiertas, creadas a partir de una estructura de bambú revestida con tejas de teca recuperadas.

Capturando una sensación de descubrimiento, de aventura y de encanto, el interior combina el lujo ecológico y la elegancia local con un toque contemporáneo.
Los materiales locales -piedra, cuarzo y adobe- se combinan con una nutrida paleta de cobre, latón, terrazo, madera, bambú y textiles, con un fuerte enfoque en materiales de alta calidad que envejecen con gracia.

En el proyecto también se destaca la piscina que fluye a través del restaurante y el bar.
Un árbol brillante de hojas de cobre suspendido en la cúpula de bambú de 10 metros de altura del restaurante, instalaciones de asientos de ladrillo de adobe y candelabros de bambú marcan los espacios principales.

Nomadic Resorts fue responsable de la arquitectura y del paisajismo, Bo Reudler Studio diseñó los interiores.

La piscina fluye a través del restaurante y del bar, cobijado con un árbol de brillantes hojas de cobre.

La piscina fluye a través del restaurante y del bar, cobijado con un árbol de brillantes hojas de cobre.