La silla DSW y la Orgánica de Eames se replican con un nuevo aire. Foto: Vicente Costales/EL COMERCIO

La silla DSW y la Orgánica de Eames se replican con un nuevo aire. Foto: Vicente Costales/EL COMERCIO

Sillas y butacas que aportan al espacio color y personalidad

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com


Color y estilo se pueden dar al mobiliario con ideas originales que se introducen constantemente en el diseño.Un ejemplo de ello es la colección Patchwork de Tempo Design. Se trata de una alternativa que dota de color a diseños de alta gama.

Francesca Magnalardo, jefa de marca de la tienda especializada, explica que los muebles de este tipo se usan como puntos focales de un ambiente. “Pueden ser para sala, comedor, dormitorio o una oficina, donde se aportaría con un toque de color al diseño y se brindaría personalidad al espacio”.

El estilo consiste en la incorporación de diferentes formas, colores y texturas a la superficie de sillas y sillones que se acoplan a las zonas mencionadas. Lo particular es que este colorido se aplica también a sillas famosas en el mundo del diseño.

La ventaja de este mobiliario es que se acopla a diferentes estilos decorativos. Sin problema marcaría la diferencia en un ambiente minimalista moderno, pero por su colorido y formas también combina con espacios retro. “Puede ser parte de un espacio ecléctico (que combina diferentes estilos), creando ambientes únicos y personalizados”.

La recomendación de Tempo es que para usar esta alternativa en la decoración interior se combine una sola silla Patchwork con muebles minimalistas. Estos deberían complementarse con un toque de color en los accesorios para que el contraste no sea tan brusco. Este detalle se puede marcar con cojines, adornos de mesa, muebles o estantes y cuadros, indica Magnalardo.

Sillas y butacas diseñadas por profesionales reconocidos en todo el mundo se han replicado para aplicar el estilo Patchwork. La silla Orgánica y la silla DSW de Charles Eames, dos clásicos del diseño industrial se reinventaron para esta iniciativa decorativa.

Para tener este mobiliario en la decoración del hogar, la inversión que se debe hacer no es muy alta. Esto debido a que los diseños son réplicas de las sillas y butacas originales. El costo depende del tamaño del mueble y detalles en el diseño. Va desde USD 190.