La forma clásica de la silla Acapulco resurgió con colores intensos. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

La forma clásica de la silla Acapulco resurgió con colores intensos. Fotos: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

La silla Acapulco tiene su vitrina en Quito

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)
[email protected]

Estructura metálica y cable de PVC tejido caracterizan a la silla Acapulco, un símbolo del diseño mexicano que promueve Estudio Aura en Quito.

El propietario de esta galería, Ramón Torres, cuenta que la Acapulco nuevamente está de moda en México, donde en los años 50 era muy famosa, aunque no es un diseño patentado, ni se sabe con certeza quién la ideó por primera vez.

“Todo el mundo tenía esta silla. Desapareció a finales de los 60, volvió en los 90 y hoy tiene un nuevo resurgimiento con colores chillones rojos, verdes o amarillos y nuevas formas”.

El mexicano trajo las renovadas ideas y alternativas de la silla a Ecuador desde su país, donde apareció la Acapulco.

La forma hexagonal es una de las nuevas ideas que se implementó en los diseños que ofrece Estudio Aura.

La forma hexagonal es una de las nuevas ideas que se implementó en los diseños que ofrece Estudio Aura.

Además del modelo clásico, con forma ovalada, hay alternativas en formato pequeño para niños, sillas con estructura hexagonal y algunas versiones de taburetes para ambientar diferentes espacios en casas o departamentos modernos.

Junto a su esposa, Torres teje cada una de las sillas que se exhiben en Aura. Comenta que una tamaño estándar les lleva un par de horas.

El cable de PVC con el que dan forma a la silla lo traen desde México, ya que no lo consiguieron en el país. Torres explica que este material hace que la silla no solo sea una alternativa para interiores, sino también para ambientes externos, ya que tiene protección UV.

Asegura que se pueden implementar en varios estilos, desde diseños formales hasta juveniles. Esto se logra, por ejemplo, con el color.

También se realizan taburetes con la misma estructura metálica y el tejido que se adapta a la forma.

También se realizan taburetes con la misma estructura metálica y el tejido que se adapta a la forma.

Cuando el mexicano llegó a vivir a Ecuador quería amoblar el sitio donde viviría junto con su esposa con un concepto diferente. Este deseo es parte de la propuesta que Aura tiene, con alternativas para la decoración, caracterizadas por la frescura de sus formas.

“Estudio Aura busca consolidarse como una ‘concept store’, con varios artistas en un solo lugar. Se trata de una tienda de estilo ecuamexicano que debe ser accesible”, asegura. Por estas razones, Aura funciona como una galería que muestra trabajos de artistas como Apitatán, Que Zhinin y La Suerte.

El mobiliario del tipo de la Acapulco -indica Torres- es una propuesta de diseño alternativa y versátil.