Entre las opciones más básicas se puede optar por una cerradura con manija, pestillo y pasador, pero se le puede incorporar un escudo antitaladro para evitar robos.

Entre las opciones más básicas se puede optar por una cerradura con manija, pestillo y pasador, pero se le puede incorporar un escudo antitaladro para evitar robos. Foto: Vicente Costales/EL COMERCIO

La seguridad y la estética se fusionan en las nuevas cerraduras

Redacción Construir (I)

Al pensar en la seguridad de la familia, la cerradura de la puerta no puede pasar por alto.
En este importante elemento de seguridad no queda fuera la tecnología. Alternativas ‘smart’ ya se pueden aplicar a las puertas.

Fabricio Campos, gerente técnico de Arqé, recomienda la cerradura ‘smart’, que funciona a través de tarjetas activadas para dos usuarios. “La seguridad es mayor, ya que nada más abrirá la puerta”.

La manija con código es otra alternativa que evita el uso de llaves o tarjetas y, por ende, la pérdida de estas. “Se le asigna un código a diferentes usuarios y de la misma forma se les puede bloquear”.

Según Campos, aunque estas sean alternativas bastante comunes en instituciones y empresas, son completamente aplicables al hogar.
Entre la alternativas tradicionales también hay opciones, según ell nivel de seguridad que se quiera dar.

Se puede elegir entre cerraduras con cilindro normal o de seguridad. Hay otras con escudo antitaladro para evitar la efectividad de herramientas que se usan para robar y opciones antipánico para abrir todos los seguros con un solo movimiento de la manija, en casos de emergencia.

Los precios dependen de las funciones de la cerradura y de las marcas. La cerradura ‘smart’ cuesta USD 600 y en Mega Kywi hay opciones tradicionales desde USD 35 hasta más de USD 100.