Cerraduras 'smart', antitaladro y antipánico son alternativas que incrementan la seguridad de las puertas. Foto: Vicente Costales/ Construir

Cerraduras 'smart', antitaladro y antipánico son alternativas que incrementan la seguridad de las puertas. Foto: Vicente Costales/ Construir

Lo que tiene que saber sobre la cerradura para la puerta

Yadira Trujillo Mina.
Redactora (I)

La seguridad de la casa depende en gran medida de las cerraduras que se coloquen, especialmente en las puertas principales de acceso. Además de las opciones tradicionales, nuevas alternativas, mecánicas y digitales, brindan mayor seguridad, sin dejar de lado la estética.

Los usos digitales e inteligentes no quedan de lado en el caso de las puertas. Entre lo último, la cerradura Entr es una opción. Se trata de un cilindro inteligente que activa la apertura de la puerta por medio de un ‘smartphone’, de forma digital, biométrica o con un código.

Entre las alternativas de este tipo también destaca la cerradura smart, cuyo funcionamiento es a través de tarjetas activadas para dos usuarios, explica Fabricio Campos, gerente técnico de Arqé. “La seguridad es mayor, ya que si no es con la tarjeta, nadie podrá abrir la puerta y si una tarjeta se pierde, esta se puede bloquear para que tampoco se pueda volver a abrir”.

Para evitar pérdidas, ya sea de llaves o tarjetas, también está la alternativa de manija con código. En esta, se le asigna un código a varios usuarios para que puedan abrir la puerta, pudiendo también bloquear códigos ya asignados para impedir el acceso.

Según Campos, aunque estas sean alternativas bastante comunes en instituciones y empresas, son completamente aplicables al hogar, ya que facilitan el control de accesos y la seguridad a cualquier puerta.

Pero las alternativas tradicionales también tienen lo suyo. Y es en esta categoría en la que hay que saber qué se le puede incorporar a cada cerradura para que brinde mayor seguridad a la casa.

Campos explica que, desde la más básica, las cerraduras tienen tres componentes indispensables: la manija, el cilindro y el mecanismo de la misma. “Cada uno se puede aplicar con cualidades específicas según la necesidad de la zona que se quiera asegurar”.

Cuando una cerradura cumple con la norma Europerfil, por ejemplo, se pueden hacer combinaciones entre los componentes de diferentes diseños –comenta- ya que estos son intercambiables.

Entre las alternativas mecánicas están las cerraduras normales, con pestillo y pasador; las de cuatro y las de diez bulones, según el nivel de seguridad que se requiera.

Cerraduras con cilindro normal o de seguridad, opciones con escudo antitaladro, que previenen del uso de las clásicas herramientas de robos y cerraduras antipánico, cuyos seguros se abren con un solo movimiento en una emergencia, son otras alternativas novedosas que recomienda Campos.

La cerradura ‘smart’ de Arqé tiene un costo de USD 600. Hay alternativas de más económicas y otras que pueden costar más, según las funciones de cada opción.