Para pequeñas estancias, un espejo acompañado de cojines y una alfombra es la alternativa de imagen. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

Para pequeñas estancias, un espejo acompañado de cojines y una alfombra es la alternativa de imagen. Fotos: Patricio Terán / EL COMERCIO

Hasta el rincón más pequeño requiere de un concepto

Redacción Construir (I)
[email protected]

Por más pequeño que sea un rincón de la casa, nunca está de más dotarlo de estilo. Las opciones para hacer esto posible sobran, todo depende de la tendencia y de los gustos.

Las estancias de la casa, que no están dentro de zonas sociales o privadas específicas, también pueden convertirse en un sitio de descanso o interacción para la familia o los invitados.

La decoradora Martha Rodríguez dice que estos espacios se pueden ambientar en rincones alejados, corredores o sitios contiguos a los dormitorios del hogar.

No en todas las casas, comenta Rodríguez, hay espacio o recursos para cuartos de juegos, de lectura, etc. Pero al armar un pequeño ambiente acogedor se dispone espacio para estos fines.

Los pufs, otomanes y cojines son los complementos ideales para estas estancias alternativas. Así lo indica María Fernanda Andrade, interiorista. “En cualquier estancia de la casa, la familia o los invitados van a tomarse un descanso”.

Un sofá cama, acorde a las dimensiones del espacio, cumplirá doble función para la familia o los invitados.

Un sofá cama, acorde a las dimensiones del espacio, cumplirá doble función para la familia o los invitados.

La profesional recomienda no complicarse para decorar un rincón. “Se pueden utilizar elementos de otros espacios para llenar este pequeño. Así también, hay que aprovechar las cosas que siempre se tienen en casa”.

En un rincón, por ejemplo, Andrade propone la colocación de un espejo alargado, puesto en el piso, sobre una alfombra que cubra todo el espacio a ambientar.

Junto al espejo, la alternativa es colocar uno o dos otomanes, según la extensión del espacio, o en su lugar, algunos cojines.

Cuando lo que se quiere son espacios juveniles, la interiorista recomienda reemplazar los otomanes (que son cuadrados sólidos) por pufs (que se hunden con el peso de la persona).

Otra alternativa para conformar pequeños espacios de interacción son los sofá cama, cuya función es ideal para fines dobles.

Los materiales y colores de mobiliario y complementos dependen del estilo.