La obra seguirá patrones de sostenibilidad, como economía de agua o uso de materiales menos hostiles al medio ambiente. Foto: AFP

La obra seguirá patrones de sostenibilidad, como economía de agua o uso de materiales menos hostiles al medio ambiente. Foto: AFP

Inicia la reconstrucción del Museo de la Lengua Portuguesa en Sao Paulo

AFP

A un año del incendio que destruyó parte de sus instalaciones y obligó a clausurarlo, el Museo de la Lengua Portuguesa en el centro de Sao Paulo comenzó a ser reconstruido esta semana para reabrir en 2019.

Era uno de los más visitados de Brasil y una institución de referencia para el idioma portugués antes de que, el 21 de diciembre de 2015, un cortocircuito desatara un incendio que se cobró la vida de un trabajador de seguridad y dejara el edificio parcialmente destruido.

La restauración de este museo del estado de Sao Paulo -ubicado en la estación de trenes Luz, que data del siglo XIX y hoy continúa funcionando- tendrá un costo de 65 millones de reales (unos 20 millones de dólares) cubiertos por el seguro y empresas privadas.

“A partir de esta semana iniciamos los trabajos de restauración en fachadas, marcos de ventanas, paredes”, explicó a la AFP el secretario de cultura del estado paulista, José Roberto Sadek.

La obra seguirá patrones de sostenibilidad, como economía de agua o uso de materiales menos hostiles al medio ambiente, para que reciba la certificación LEED que entrega la ONG estadounidense U.S. Green Building Council, añadió el secretario.

Y en 2018, en paralelo con las obras, se iniciarán los trabajos dedicados a las exposiciones.

Para contar la historia de la lengua, cómo varía en cada uno de los países donde se habla o la manera en que sigue evolucionando, el museo exhibía sobre todo contenidos multimedia que están respaldados, por lo que se salvaron de las llamas.

El Museo de la Lengua Portuguesa era uno de los más visitados de Brasil. Foto: AFP

El Museo de la Lengua Portuguesa era uno de los más visitados de Brasil. Foto: AFP

“El contenido no se perdió, pero sí los equipos que lo exhibían. En todo caso ahora vamos a aprovechar de revisar un poco el material”,  dijo el secretario. “ Es un museo muy importante para los hablantes de portugués, Brasil es el país más populoso de todos los que hablan esta lengua”, añadió.

“Por eso nos hace mucha falta. Es uno de los que más visitas recibe, no sólo de turistas sino también de muchos estudiantes. Además, por lo que nosotros sabemos, es el único museo del mundo dedicado íntegramente a un idioma”, destacó.

Los países que integran la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), cuya población supera los 220 millones de personas, son Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental.

El museo abrió sus puertas en marzo de 2006 y, de acuerdo a su sitio web, costó 37 millones de reales en la época tanto para el desarrollo de la colección como para la restauración y adaptación del edificio, de viejas paredes de ladrillo y tejado de madera.

En todo su tiempo de actividad recibió cerca de 4 millones de visitantes.

En el momento del incendio, que ocurrió un lunes por lo que estaba cerrado al público, surgieron críticas que apuntaban a la falta de mantenimiento.

“Eso no procede. No fue por falta de mantenimiento, sino una fatalidad”, afirmó el secretario Sadek.