Las tonalidades del piso flotante se acoplan a estilos decorativos del momento.Fotos: cortesía Madel y Massinni

Las tonalidades del piso flotante se acoplan a estilos decorativos del momento.Fotos: cortesía Madel y Massinni

Pisos de vinil, flotantes y de ingeniería son tendencia

Red. (I)
ytrujillo@elcomercio.com

En cuestión de acabados, la sencillez y la practicidad son una prioridad a la hora de elegir materiales y estilos. El piso no es una excepción en las tendencias que se imponen en cada temporada.

En este caso, como en otros aspectos del diseño interior, también se opta por alternativas que sean simples pero que aporten tanto por su funcionalidad como por su estética.

Entre los pisos aplicables al hogar, la arquitecta Carolina Zambrano reconoce la versatilidad y valor del vinil, por sus logros en textura y estilo para la casa y de los pisos flotantes, una tendencia que llegó hace ya algún tiempo y que seguirá vigente durante este año.

Los pisos de vinil están compuestos de una capa de vinil, fibra de vidrio, lámina de color y una lámina de protección UV.

El piso flotante es ideal para las zonas sociales de la casa.

El piso flotante es ideal para las zonas sociales de la casa.


Patricia Jarrín,
gerenta de ventas de Pisos Massinni, indica que estos son ideales para unificar todos los ambientes, dando mayor elegancia y naturalidad a los mismos.

El piso de vinil cuenta con una textura delicada, es antideslizante y no produce ruido al caminar, añade.


“Actualmente, este piso es la última tendencia en Europa y en Estados Unidos , ya que por sus elegantes diseños y características únicas son muy solicitados para reemplazar a las alfombras, que en algunos casos ocasionan alergias”.

Una opción que no pierde vigencia desde su llegada es el piso flotante o laminado, que cuenta con cuatro capas.

El piso de ingeniería es rápido y fácil de instalar.

El piso de ingeniería es rápido y fácil de instalar.


La primera es estabilizadora, la segunda es de tablero HDF, que le otorga resistencia a alergias, polillas y retardantes químicos. La tercera capa es la lámina decorativa y la última es de óxido de aluminio.

Jarrín explica que la resistencia y el precio de ambos pisos depende de su espesor, que va desde 0.3 mm a 7 mm.

Su recomendación es que el laminado no se use para áreas húmedas, a diferencia del vinil, que sí es apto para cocinas y baños.


“Siempre tendrá más durabilidad el piso de vinil. Además este es un producto totalmente ecológico y amigable con la naturaleza”, asegura.

Otra alternativa, elegida por su versatilidad, es el piso de ingeniería. Este consiste en un material prelacado, con facilidad y rapidez en la instalación, mayor estabilidad frente a cambios climáticos y resistente a la humedad.

El piso de vinil no solo se recomienda para vivienda sino también para comercios.

El piso de vinil no solo se recomienda para vivienda sino también para comercios.


Así lo explica Vicente Ríos, gerente general de Madel, quien, además de recomendarlo por las ventajas ya mencionadas, sugiere este piso por la diversidad de opciones que brinda a la hora de plasmar un estilo en la casa.

“Se obtiene en colores naturales como chanul, mascarey, marfil, chonta, eucalipto y bambú. Y, además, en roble claro, miel, roble oscuro, bálsamo y wengue”.

Los pisos de ingeniería consisten en varias capas encoladas. Estos se unen con pegamentos y lacas que aportan desde el punto de vista medioambiental, explica Ríos.
Específicamente, se trata de tres capas alternas de madera sólida, unidas entre sí con un pegamento de alta tecnología.

“Es un producto con características ecológicas, por cuanto solo la capa superior de madera fina proviene de bosque tropical, ocasionando un menor impacto en el consumo de maderas del mismo. Las otras dos capas que componen el piso generalmente son de pino, que es madera de plantación”.

En cuanto a precios, cada metro cuadrado del piso de ingeniería, prelacado e instalado, varía entre USD 50 y USD 70. Su cuidado y limpieza se hace con agua, usando una mopa o trapo húmedo.