Los paneles calados son ideales para armonizar espacios íntimos y sociales. Foto: Cortesía

Los paneles calados son ideales para armonizar espacios íntimos y sociales. Foto: Cortesía

Paneles que decoran y dividen diversos espacios de la casa

Paola Gavilanes. Coordinadora (I)

Para separar espacios o decorar las diferentes estancias del hogar son útiles los paneles calados.
En el país, los expertos los elaboran con madera, aluminio y acrílico en varios colores. Hay de aluminio con tonos rojo, azul, cobre, dorado. La madera, en cambio, adquiere los tonos natural, beige, wengue o negro.

“Nos adaptamos a los gustos y necesidades de nuestros clientes”, cuenta Emilio Loroña, de Cncpanel.

Según el profesional, se trata de una tendencia en auge, pues cada vez hay más personas que se inclinan por los paneles para decorar ambientes interiores y exteriores. Esta alternativa evita la construcción de muros de hormigón u otros materiales más costosos.

Loroña cuenta con un catálogo con 2 000 diseños. Sin embargo, pueden digitalizar cualquier imagen que soliciten los clientes.
Los diseños más populares son los que tienen formas geométricas o que lucen naturaleza como árboles, leones y flores. Estos son los preferidos, sobre todo por los más jóvenes de la casa.

Los paneles se trabajan en madera, aluminio y acrílico de diferentes colores. Foto: Cortesía

Los paneles se trabajan en madera, aluminio y acrílico de diferentes colores. Foto: Cortesía

Los paneles decorativos van desde los 50x50 centímetros y cuestan entre USD 45 y 50. Las planchas de 2x1 metro alcanzan los USD 350.

Todos los paneles tienen una garantía de 10 años. Estos últimos sirven para dividir ambientes y permitir el paso del aire y de la luz, a diferencia de las tradicionales mamparas. Hay otra ventaja: se los puede desmontar dependiendo de las actividades que se desarrollen en ese determinado espacio.

Dependiendo del lugar donde se los ubique, los expertos sugieren el material. Para dividir una sala grande, por ejemplo, se recomienda un panel de madera de entre 15 y 18 milímetros. La versión decorativa alcanza los tres y cuatro milímetros. Hay materiales que alcanzan los 35 milímetros de grosor.

Para ambientes exteriores se recomienda un panel de aluminio compuesto. Ese material consta de dos planchas de aluminio y una de PVC, que lo vuelve resistente a los constantes y bruscos cambios de temperatura. Es ideal para separar el área para BBQ, por ejemplo.

La variedad de materiales permite instalar paneles calados en viviendas con una decoración tradicional o minimalista. También se pueden adaptar a espacios específicos como los dormitorios de los niños.