T6 es una edificación de 32 971 metros cuadrados de espacio vanguardista, arquitectura ecoeficiente y sismorresistente. Foto: Cortesía T6

T6 es una edificación de 32 971 metros cuadrados de espacio vanguardista, arquitectura ecoeficiente y sismorresistente. Foto: Cortesía T6

Un nuevo edificio ecoeficiente se impone en el norte de Quito

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

El mercado de la construcción en Quito se ha transformado en los últimos años. En la actualidad se trata de una ciudad rodeada de edificaciones de todo tipo, diseño, altura y color. Muchas favorecen al desarrollo empresarial y comercial de la urbe.

Torre 6 (T6) es una muestra de ello. Su construcción inició en noviembre del 2015 bajo la alianza estratégica de Semaica (compañía ecuatoriana especializada en el campo de la construcción) y Nuovit (empresa especializada en la creación de nuevos espacios inmobiliarios a nivel internacional).

T6 es una edificación de 32 971 metros cuadrados de espacio vanguardista, arquitectura ecoeficiente y sismorresistente. Cuenta con un diseño innovador, pensado para empresas que requieren grandes metrajes, tecnología, seguridad, áreas recreativas y servicios.

La edificación está distribuida en 15 pisos de oficinas AAA, seis sótanos, 385 estacionamientos, salas de directorio, auditorio para presentaciones, smart lounge, entre otros espacios pensados para el uso y comodidad de sus usuarios.

Las modernas instalaciones se ubican en el distrito financiero de alta plusvalía que conecta a Quito con los Valles (Avenida 6 de Diciembre y Juan Boussingault, junto a la entrada del Túnel Guayasamín).

Entre los beneficios pensados para los usuarios de T6 están un carril privado para entrar y salir del edificio, disponibilidad de parqueaderos y servicio de valet parking.
Los constructores comentan que levantar una edificación de 15 pisos y 6 subsuelos requirió la utilización de técnicas de construcción y de ingeniería de última generación, para garantizar la seguridad y éxito de la construcción.

El ‘engeneering value’, estuvo a cargo René Lagos Engineers, quienes validaron la ingeniería y el diseño sismo resistente de la estructura. Y el diseño arquitectónico fue realizado por Diez + Muller. A esto se suma la utilización de un parque de maquinaria de alta tecnología y la mano de obra calificada de personal de la construcción tanto nacional como internacional.

Gracias al sistema desarrollado de construcción utilizado en T6, el edificio ha sido presentado para la certificación Leed Silver, un sistema de validación de edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos (US Green Building Council). Tiene como objetivo avanzar en la utilización de estrategias que permitan una mejora global en el impacto medioambiental de la industria de la construcción.