La madera es un material que se acopla a ambientes contemporáneos. Esta de Studio Noa fue diseñada a base de líneas rectas y luz cálida. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

La madera es un material que se acopla a ambientes contemporáneos. Esta de Studio Noa fue diseñada a base de líneas rectas y luz cálida. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Las lámparas colgantes de hoy dan iluminación, decoran y atraen

Redacción Construir (I)
[email protected]

La iluminación es infaltable en lo que respecta al interiorismo. Esta incidencia en la adecuación de una estancia se puede lograr de diferentes formas. Y una de las alternativas son las lámparas colgantes o de suspensión.

La interiorista Martha Rodríguez dice que estas luminarias son las más indicadas para el comedor. “En este lugar sus dos funciones se ven a la perfección: iluminación y decoración. A la vez que proporcionan la cantidad exacta de luz que se necesita para las actividades en este sitio; su efecto decorativo es ideal en el centro de la mesa”.

Pese a esta recomendación, la profesional no descarta la posibilidad de usar lámparas colgantes en otras áreas como corredores, la sala y hasta en los dormitorios.

Una lámpara de gran tamaño es recomendable para ambientes de doble altura.

Uno de los lugares donde se encuentran las alternativas del momento es Studio Noa. La última colección de esta tienda especializada se eligió con la intención de que las lámparas aporten al espacio donde se usen. De ahí que sean opciones con diseño y materiales especiales como el vidrio soplado o la madera, entre otros.

Paola Erbeta, interiorista del lugar, explica que los efectos que se logran con las lámparas dependen del diseño y los materiales del accesorio.

Así por ejemplo, si se trata de una opción de gran tamaño, no se la debe usar para un departamento con dimensiones estándar, ya que haría el espacio aún más pequeño.
Cuando se trata de un diseño contemporáneo, con líneas rectas, “sería un error ponerla en un espacio clásico, con muchos detalles”, comenta.

La Handle Me es una de las alternativas, íconos del diseño que ofrece Bo Concept. Luce bien en zonas sociales como la sala o el comedor.

De la misma forma, cuando el diseño de la lámpara de techo no es muy grande, la profesional recomienda no ponerla en espacios amplios, para que no se vea flotando en este.

En cuestión de colores, por ejemplo, se busca impacto visual. Erbeta explica que una de las formas de lograrlo es con el uso de platas y dorados, considerando que este último es un color atemporal.

En Bo Concept también hay alternativas de lámparas de techo de alta gama. Entre ellas, destacan algunos diseños reconocidos a nivel mundial. Hay de estilo moderno como la Handle Me, la Geometry, la Texture o la Ball. También está la Moon y la Onion, un poco más contemporáneas; y la Pine Cone, junto a la Space Line, de estilo industrial.

Esta composición en diferentes longitudes es de vidrio soplado de estilo contemporáneo que dota de armonía con la combinación de colores.

Todas ellas son sugerencias para zonas sociales como el comedor y la sala, pero tampoco difieren en dormitorios o estudios de diferentes estilos.

En este estudio, predominan los diseños lineales y de colores neutros. Gracias a esto, las lámparas se acoplan mejor a cualquier ambiente, además de que hay diseños para estilos diversos, explica Margarita Arboleda, gerenta de la tienda.

Las luminarias de este tipo son, por lo general, costosas. Una lámpara de alta gama puede superar los USD 15 000, según el diseño y el material.