La madera utilizada es de los abetos Douglas. Fotos: www.inhabitat.com

La madera utilizada es de los abetos Douglas. Fotos: www.inhabitat.com

Ladrillos legos de madera para casas de verdad

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

¿Quién no ‘construyó’ el castillo o el rascacielos de sus sueños a punte fichas de Lego cuando era niño o adolescente?

Todo lo que había que hacer era apilar las piezas y ajustar las cuñas de forma exacta. En cuestión de minutos se podía crear una enorme cabaña, un hotel cinco estrellas, la casa familiar o un granero.

Pues, créanlo o no, ahora es posible construir una casa real, a gran escala, en casi exactamente la misma manera, sin pegamentos ni clavos ni tornillos ni tarugos; solo con fichas de madera tipo Lego.

Catharhome, una empresa con sede en Toulouse, Francia, ha creado Brikawood: un sistema de ladrillos de madera entrelazados muy fáciles de usar, trabajar y colocar: como las fichas Lego.

La perspectiva de construir una casa desde el principio parece normalmente compleja y abrumadora, pero es una explosión con Brikawood, aseverá www.dornob.com.

Un ‘ladrillo’ de madera de Catharhome consta de dos pestañas laterales y dos separadores transversales pre-tallados con juntas de cola de milano, explica una nota del portal inhabitat.com.

El proyecto contempla las instalaciones para los sistemas hidrosanitarios, eléctricos y electrónicos.

El proyecto contempla las instalaciones para los sistemas hidrosanitarios, eléctricos y electrónicos.

Este diseño, engañosamente simple, permite que cada pieza se deslice en su lugar con poco o ningún esfuerzo. Por esta razón, la compañía envía conjuntos de ladrillos como kits de bricolaje.

Alain Roméo y Patricia Dutreaux, los fundadores de Catharhome, esperan que los kits animen a las personas que no pueden costear una vivienda sostenible a intentar construir sus propios “hábitat pasivos”.

Las pruebas de laboratorio han demostrado que los ladrillos ensamblados pierden muy poco aire; y pueden mantener una temperatura interior promedio de 18 °C, de acuerdo con los estándares pasivos de la cubierta.

Un solo kit crea una estructura de 67 m², con una vida útil estimada de al menos 50 años. Por supuesto, la persona que necesite puede comprar varios kits para construir casas más grandes.

El kit estándar de Brikawood también incluye pisos de parqué, virutas de madera para aislamiento, carpintería, techos, planos de construcción y conexiones para servicios públicos. Las virutas de madera se crean como residuos de fábrica en el proceso de construcción de los ladrillos de madera.

La colocación de los bloques o ladrillos es sencilla y simple. Cada pieza se desliza en su lugar fácilmente.

La colocación de los bloques o ladrillos es sencilla y simple. Cada pieza se desliza en su lugar fácilmente.

La madera se toma de abetos Douglas, que tienden a resistir naturalmente las plagas y la humedad. No hay necesidad de alterar o lijar los ladrillos cuando llegan, aunque puede optar por pintarlos o barnizarlos tan pronto como la construcción se completa.

Si usted vive en una zona muy lluviosa o con una gran cantidad de humedad relativa, los bloques de madera pueden someterse a un proceso de curado contra polillas, tanto con productos ecológicos como químicos.

El producto terminado es robusto, pero se puede desmontar fácilmente si desea mover el edificio a una nueva parcela de terreno o reciclar los ladrillos más adelante, afirma la nota de inhabitat.com.

El precio inicial para un kit estándar es de USD 27 000. Es una opción más asequible que la mayoría de los métodos de construcción tradicionales, que requieren herramientas, suministros caros, y una gran habilidad de quien construye.

“Con estos ladrillos, incluso quienes no están familiarizados con los principios de construcción pueden realizar un pequeño hábitat, taller o estudio para dar la bienvenida a familiares y amigos de paso”, dicen los creadores.

“Actualmente construimos cuatro casas pasivas al mes con una filosofía: la simplicidad. Somos una economía parcialmente circular y parcialmente solidaria. Nuestro sistema permite que cualquier persona participe en la construcción de su casa , afirmó Alain Roméo al portal inhabitat.com.