La Casa Oruga está en Santiago, Chile. Fue prefabricada para un coleccionista de arte. Fotos: Archdaily

La Casa Oruga está en Santiago, Chile. Fue prefabricada para un coleccionista de arte. Fotos: Archdaily

Diseños que desafían a las leyes de la física

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Casas que parecen desafiar a las leyes físicas de la construcción se imponen en diversas partes del mundo. Lo hacen con volados, estructuras que sobresalen de una obra sin necesidad de apoyos.

De acuerdo con el portal Arch­Daily, son pocas las viviendas que cuentan con ese recurso y es por eso que estableció una lista con las casas con los volados más increíbles.

Balancing  Barn fue construida en Suffolk, Reino Unido.  El exterior está cubierto por placas de metal reflectante.

Balancing Barn fue construida en Suffolk, Reino Unido. El exterior está cubierto por placas de metal reflectante.


Son 11: una está ubicada en Francia, sobre una superficie de 879 m². Se trata de la Casa en Sèvres, dividida en tres unidades: servicios, área social y habitaciones.

Otra es la Casa de Huéspedes Rivendell, ubicada en Corea del Sur. Fue construida sobre un terreno de 3 300 metros cuadrados. De acuerdo con la descripción de los promotores, el arquitecto cuidó la posición de las estructuras para evitar que la casa se vea demasiado pequeña.

casa

La Casa en Sèvres se divide en tres unidades. En el sótano están lasárea de servicio y de lavandería.


Residencia Russet, ubicada al oeste de Vancouver, Canadá, reposa sobre una pronunciada colina. La casa está sujeta a estrictas condiciones ambientales y geotécnicas.

La Vivienda en Yatsugatake, Japón, en cambio, fue diseñada en un espacio que ofrece una vista espectacular. Para realizar el diseño, introdujeron columnas de megaestructura para lograr que la mitad de la casa se extienda en el aire.

Esta vivienda está ubicada a los pies de las montañas de Yatsugatake, Japón, sobre una superficie de 303 m².

Esta vivienda está ubicada a los pies de las montañas de Yatsugatake, Japón, sobre una superficie de 303 m².


La Blanche Chalet también está en Canadá. Esta se destaca porque su arquitectura simple y pura complementa cuidadosamente el paisaje de Charlevoix de una manera moderna. La cocina y el comedor poseen una vista de 360 grados, mientras que el espacio social está sobre un volado.