En el bar restaurante  hay plataformas estructurales a diferentes alturas que destacan en todo el espacio interior. Fotos: plataformaarquitectura.cl

En el bar restaurante hay plataformas estructurales a diferentes alturas que destacan en todo el espacio interior. Fotos: plataformaarquitectura.cl

Un diseño basado en la idea de la dualidad

Redacción Construir (I)
[email protected]

El deseo de un lugar que jugara con la dualidad y la mezcla de opuestos fue el inicio de la creación de El mama & la papa. Se partió de las ideas de como hombre-mujer, blanco-negro, día-noche.

Estas fueron el punto de partida para la creación de un bar restaurante, ubicado en Barcelona, España.

El proyecto, que destaca por su diseño y la implementación de un concepto interior original y con contenido, estuvo a cargo de los profesionales que integran El Equipo Creativo.

En un área de 500 m², los arquitectos dieron vida a la idea de un oxímoron. Esta consiste en complementar una palabra con otra que tiene un significado opuesto. Así lo registra el sitio digital de Plataforma Arquitectura.

El local en el que se sitúa, un antiguo almacén de conservas, era un espacio con una gran personalidad a nivel estructural, anota el sitio.

Esta característica se puso en valor, pintando en tono rojo bastante intenso, de forma que se unifiquen las diferentes zonas del espacio.

En todos los espacios destacan los colores intensos como el rojo.

En todos los espacios destacan los colores intensos como el rojo.

Según Plataforma Arquitectura, el concepto del diseño se basa en la contraposición de elementos opuestos, donde todas las piezas tienen su contrapunto.

“Cuatro grandes neones dan la bienvenida al llegar al local desde las cuatro esquinas del espacio, de planta casi cuadrada”, anota el portal.

Dos arcadas enmarcan el espacio central a doble altura y sirven de ‘background’ a las dos grandes barras, opuestas y enfrentadas.

Las ideas creativas son destacadas en el proyecto de diseño y las muestras de ello están a la vista.

Junto a la arcada blanca en la fachada, la barra El mama está a 360 grados, más diurna y acogedora, con detalles en madera y vegetación.

En el extremo opuesto la barra de cocteles El papa, sobre la arcada negra, es el contrapunto nocturno, metalizado e industrial.

El concepto industrial se complementa con mobiliario sencillo pero funcional para los fines del lugar.

El concepto industrial se complementa con mobiliario sencillo pero funcional para los fines del lugar.

En los laterales de las barras se implementaron unas plataformas estructurales a diferentes alturas, conectadas con una pasarela-escenario y creando múltiples recorridos a través del espacio.

Estas plataformas se situaron de manera que, una vez más, queden enfrentadas entre ellas. “Así generan zonas más privadas, reservados para eventos, y hasta un ‘secret bar’”, apunta el sitio web.

Al anochecer, además de comida y copas, se ofrecería un espectáculo de burlesque para dar paso después a un ambiente de fiesta y baile.

Para esos fines, los diferentes niveles, bancadas y barras, enmarcan lo que a partir de cierta hora de la noche se convertirá en el centro de las miradas, la pista de baile.

A nivel de materialidad los arquitectos jugaron otra vez con la idea de los opuestos.

Se dispusieron maderas pulidas sobre paredes de pintura original desgastadas, pavimentos de mosaicos cerámicos con aire mediterráneo. Todo esto, junto a maderas nobles y oscuras o planchas de metal industriales. “Los contrastes son infinitos”, indicaron los diseñadores a Plataforma Arquitectura.