PMJ Arquitectos diseñó el edificio de AMC con flexibilidad en cada  espacio. Fotos: cortesías Pmj Arquitectos, Rodney Verdezoto, Castelo Jácome y Adriana Hoyos

PMJ Arquitectos diseñó el edificio de AMC con flexibilidad en cada espacio. Fotos: cortesías Pmj Arquitectos, Rodney Verdezoto, Castelo Jácome y Adriana Hoyos

Color, estilo e identidad para trabajar al 100%

Redacción Construir (I)
[email protected]

En el ámbito corporativo, el diseño interior es un factor clave para la identidad empresarial y para la armonía de los trabajadores y las relaciones dentro de la institución.

Cuestiones como el manejo de color, la distribución de los espacios, los materiales y el mobiliario, acordes con las necesidades empresariales, se deben tomar en cuenta.

Según la interiorista Adriana Hoyos, el primer paso para emprender el diseño interior corporativo es el análisis del organigrama de la compañía. “Esta es la base para hacer que los ambientes sean funcionales, de acuerdo con la relación de trabajo y de dependencia de unos equipos y otros”.

Mutualista Pichincha en Mall del Pacífico, Manta, es un diseño de Rodney Verdezoto

Mutualista Pichincha en Mall del Pacífico, Manta, es un diseño de Rodney Verdezoto

También hay que tomar en cuenta el tipo de negocio como pauta para preparar el ambiente para su funcionamiento.

En el momento de los acabados, Hoyos recomienda elegir los adecuados para el alto tráfico, con capacidades acústicas y un buen sistema de iluminación y movilización. En este punto, por ejemplo, en los accesos para personas con discapacidad y pisos antideslizantes se garantiza la seguridad empresarial.

Edgar Castelo, presidente de la constructora Castelo Jácome explica que, además de la imagen corporativa, es importante que esta se conjugue con el confort en el interior de una empresa. “Esto se logra con el uso de los materiales adecuados, una correcta combinación de colores y la distribución precisa de los elementos en el espacio”.

La constructora Rodríguez Castelo diseñó las oficinas de Bayer en Quito.

La constructora Rodríguez Castelo diseñó las oficinas de Bayer en Quito.

En este caso, el arquitecto recomienda amplias entradas de luz natural, que se conjuguen con luz indirecta para cada puesto de trabajo. También sugiere divisiones vidriadas entre las diferentes áreas laborales, de manera que la luz se distribuya y aproveche de manera más uniforme.

Pero, ¿cómo conjugar el estilo decorativo con las necesidades corporativas?

El diseñador Rodney Verdezoto, especializado en este ámbito, indica que esto se logra a través de diseños aerodinámicos, seductores, agradables a la vista y al tacto, con el uso de texturas y equilibrio de colores. “Estaciones de trabajo como escenarios, corredores como pistas de desplazamiento, ambientación con vegetación, imágenes, proyecciones”.

Las nuevas tecnologías no se pasan por alto. Fernando Viteri, director de desarrollo y proyectos de PMJ Arquitectos, dice que gracias a ellas se puede estar al tanto de las tendencias mundiales y, además, aplicar a las necesidades empresariales actuales como el ‘open space’, que consiste en la flexibilidad de espacios que se puedan transformar según las necesidades laborales y las videoconferencias.

Adriana Hoyos incorpora distribución inteligente de los espacios en sus proyectos.

Adriana Hoyos incorpora distribución inteligente de los espacios en sus proyectos.