El edificio Foresta Green Building, de la constructora Proaño Proaño, será el primero en exhibir el sello en su valla de construcción y publicidad.

El edificio Foresta Green Building, de la constructora Proaño Proaño, será el primero en exhibir el sello en su valla de construcción y publicidad. Foto: Archivo Construir

El Colegio de Arquitectos entregó el primer sello de reconocimiento a la construcción formal

Redacción Construir (I)

La Entidad Colaboradora del Colegio de Arquitectos de Pichincha (ECP), entregó el primer Sello de certificación de proyectos a la constructora e inmobiliaria Proaño Proaño. El reconocimiento es parte de la campaña Proyecto Certificado, que intenta visibilizar las buenas prácticas de construcción formal y reconocer a los profesionales y empresas cuyos proyectos cumplen a cabalidad con la normativa vigente.

Esta primera entrega marcó el inicio de una serie de entregas que realizará la ECP a los proyectos que han obtenido certificados de conformidad de arquitectura e ingeniería en todo el Distrito Metropolitano.

“Este es un esfuerzo que hacemos para reconocer a los profesionales que construyen formalmente y para ofrecer información a la ciudadanía sobre el estado de los proyectos, frente a una realidad abrumadora, en la que aproximadamente el 60% de las construcciones en Quito son informales, con todos los riesgos que eso implica para la seguridad de las personas y la ciudad”, señaló el arquitecto Felipe Corral, director general de la ECP.

La Entidad Colaboradora del Colegio de Arquitectos Provincial Pichincha, ECP, tiene desde el 2012, la delegación del Municipio de Quito para la emisión de Certificados de Conformidad del cumplimiento de Normas Administrativas y Reglas Técnicas en los procedimientos de habilitación del suelo y edificación dentro del Distrito Metropolitano.

Por su parte, el arquitecto Joan Proaño, gerente general de la Promotora Inmobiliaria Proaño Proaño, manifestó que “es una excelente iniciativa que se reconozcan los esfuerzos por aportar al desarrollo y la seguridad de la ciudad. Esta campaña sin duda va a convocar a otros actores y fomentará las buenas prácticas de construcción formal”.

La campaña, que cuenta con el aval del Colegio de Arquitectos del Ecuador, Pichincha, y su Entidad Colaboradora, consiste en la entrega formal de un sello adhesivo que será ubicado en las vallas de construcción de los proyectos, para visibilizar la responsabilidad ciudadana de las empresas constructoras e inmobiliarias.

También se entrega un código QR, que almacena datos, que pueden obtenerse desde un teléfono inteligente, a través de un lector y que, en este caso, contiene los números de Certificados de Conformidad de arquitectura e ingeniería, la Licencia Metropolitana de Construcción e información específica del proyecto, que la empresa elija, como número de contacto o página web.

A esto se suma un sello de tinta que se ubicará en los planos certificados que entregue la ECP y en la posibilidad de que los interesados lo soliciten para ubicarlo en la información técnica o comercial de sus proyectos, como valor agregado de los mismos.

El proyecto Foresta Green Building, de Proaño Proaño será el primero en exhibir el sello en su valla de construcción y publicidad.