La fotografía muestra la implantación del inmueble y la sucesión de los volúmenes con orientaciones diferentes. Foto: www.designbomm.com

La fotografía muestra la implantación del inmueble y la sucesión de los volúmenes con orientaciones diferentes. Foto: www.designbomm.com

La ‘casa simple’ que apila tres volúmenes

Redacción Construir (I)
[email protected]

Si hay un material que no ha perdido vigencia desde su descubrimiento es el concreto u hormigón. Desde que los romanos lo aplicaran en sus magníficas construcciones -que perviven hasta ahora con decencia-, este producto se ha ido tecnificando hasta volverse el material de construcción más usado del mundo.

Una de las tendencias en boga actualmente es la de dejar al concreto sin revoques, en su estado natural.

Y aunque, por su rigidez no es ideal para realizar diseños curvos o circulares, para la arquitectura ortogonal (de ángulos rectos), el concreto no tiene rival. Es más, el hormigón armado puede sostener volados muy grandes y tiene características sismorresistentes importantes.

Todas esas características de este material han sido utilizadas, en su máxima expresión, por el taller de arquitectura surcoreano Moonbalsso para dar vida a una estética mansión unifamiliar emplazada en la isla de Jeju, Corea del Sur, según informa el portal Designboom.

La utilización del hormigón armado en crudo también permitió la construcción de los grandes volados.

La utilización del hormigón armado en crudo también permitió la construcción de los grandes volados.

Kim Jaekwan, el director del taller, explicó a Designboom que el objetivo era levantar una vivienda de 140 m² en un lote de 714 m² con una determinante de diseño: que el paisaje se aprecie por todas las fachadas, perfiles y rincones de la construcción.

Por esa razón, la vivienda consta de una serie de volúmenes de hormigón apilados, que se han girado para crear terrazas con vistas al paisaje lleno de basalto natural.

La volumetría del inmueble, bautizado como ‘Casa sencilla’, también tuvo como condicionantes de diseño los fuertes vientos comunes en la isla. Para resistir los embates, Moonbalsso se decidió por fabricar una red de estructuras de apoyo anguladas.

El concepto original implicó ‘sumergir’ parcialmente la residencia por debajo del nivel cero del terreno. Sin embargo, este esquema particular fue abandonado debido a un “cambio repentino del humor” del cliente, que requirió que la casa fuera más “vistosa” y “extravagante”.

La escalera central comunica a los tres pisos y da lugar a una gran biblioteca.

La escalera central comunica a los tres pisos y da lugar a una gran biblioteca.

Y como en arquitectura, como en todas las actividades del ser humano, el cliente siempre tiene la razón, los dirigidos por Kim Jaekwan diseñaron una edificación considerada “la antítesis completa” del primer diseño. La casa reimaginada incluye una serie de estructuras apiladas que le da una calidad más imponente.

En la nueva casa, un dormitorio en la planta baja se une a una sala de juegos, así como lavandería y las bodegas. Una escalera central, que incluso acomoda una biblioteca, conecta cada nivel de la casa.

El piso intermedio incluye el espacio principal con una cocina, salón y comedor exterior. El nivel superior contiene el dormitorio máster y una terraza con bañera de hidromasaje al aire libre. Una cubierta abierta en el tejado ofrece el espacio para el BBQ.