La butaca luce por sí misma. Algunas son forradas en telas, como esta, y otras con pieles y cueros. Foto: Pavel Calahorrano/ Construir.

La butaca luce por sí misma. Algunas son forradas en telas, como esta, y otras con pieles y cueros. Foto: Pavel Calahorrano/ Construir.

Un ícono de BoConcept: la butaca Imola

Víctor Vizuete
Editor (I)

Según la opinión de Karim Rashid, BoConcept hace un diseño cualitativo y progresivo y, lo más importante, lo hace accesible gracias a su presencia global y nivel de precios. Y por eso, la mayoría de la gente puede vivir con diseño contemporáneo.

Esos argumentos fueron los que utilizó el diseñador industrial danés Henrik Pedersen para dar vida a la Imola, una de las butacas más famosas y un verdadero ícono de esta tienda multinacional especializada en el diseño de ambientes y de objetos.
Nacido en Dinamarca en 1967, Henrik terminó su licenciatura en diseño de moda en 1990 y, seis años más tarde, fundó su empresa de diseño: 365°.

La pasión de Henrik es el diseño, y va desde la moda a los productos sin mayor problema. Como él mismo dice, “una vez que haya sido educado en el diseño de cualquier forma, es bastante fácil de hacer el cambio. La mentalidad creativa es la misma. Sólo hay que cambiar la caja de herramientas mentales”.

Hemos tenido el placer de trabajar con Henrik desde 2007 y él es el diseñador detrás de varias de nuestras sillas icónicas, explica la página web de BoConcept.

La butaca Imola, diseñada por Henrik Pedersen, ha sido elegida como ícono de Diseño de BoConcept por su singular diseño inspirado en una bola de tenis y combina una fabricación de alta calidad y materiales de excelencia para la máxima comodidad. La Imola no es solo bonita y de diseño minimalista, también es muy confortable. Sus formas curvas y su perfecto balance visual la hacen notable y elegante. Sus medidas estándares son, en centímetros, 95 (ancho) x 110 (alto) x 99 (fondo).

La clásica piel negra de cuero de la butaca da gracia y majestuosidad a la habitación donde está colocada. Pero se suaviza el ‘look’ con un cojín, una alfombra o con una manta, explica Marcelo Bastidas, de BoConcept Quito.

No obstante, estas butacas tienen varios modelos, que utilizan telas y pieles de diferentes tipologías. Vienen, asimismo, con bastidores fijos o funciones giratorias o abatibles.

Su cuidado y mantenimiento depende de los materiales utilizados, informa el manual de BoConcept.

Este recomienda que quien posee uno de estos muebles sacuda los cojines de forma regular para asegurar la estabilidad de su forma.

Las telas, en cambio, deben tener una limpieza normal: aspirarse frecuentemente y utilizar los productos de cuidado textil que ofrece BoConcept, de preferencia. Todas las telas pueden ser limpiadas en seco.

Si la Imola está forrada de pieles, para la limpieza general basta con usar un paño suave seco. La marca recomienda utilizar productos para cuidado de la piel BoConcept 2 a 3 veces al año.

Algunos modelos de la Imola combinan la butaca con una otomana o apoyapiés. Es un mueble caro, en concordancia de su línea, su diseño, su marca y su autor.