Casa entre bloques aprovecha las bondades estéticas del bloque. Fotos:  cortesías Jag Studio, Gearth arquitectos y Pmj arquitectos, Julio Estrella / EL COMERCIO

Casa entre bloques aprovecha las bondades estéticas del bloque. Fotos: cortesías Jag Studio, Gearth arquitectos y Pmj arquitectos, Julio Estrella / EL COMERCIO

El bloque se revaloriza por su estética y funcionalidad

Yadira Trujillo M. Redactora (I)
[email protected]

Materiales que en tiempos pasados se cubrían, hoy muestran todo su potencial constructivo y estético. Uno de ellos es el bloque, una opción no solo para la arquitectura alternativa, sino también para la tradicional.

Se trata de una tendencia para aprovechar las capacidades estéticas de este material. Pero esto no quiere decir que el enlucido y el pintado hayan quedado de lado, ya que las ventajas del bloque en los sistemas constructivos son la prioridad de la arquitectura actual.

Un ejemplo de ambas formas de aprovechar el material es Casa entre bloques, un proyecto del colectivo Natura Futura Arquitectura, en Babahoyo, provincia de Los Ríos. La vivienda exhibe al natural el bloque artesanal de cemento aligerado, de 20 cm de grosor.

José Gómez, representante del colectivo, explica que en el caso de Casa entre bloques, cada pieza está alineada, de manera que funcionan como módulos y, por su espesor, se vuelven portantes.

El geobloque de Gearth Arquitectos.

El geobloque de Gearth Arquitectos.

Otra opción interesante es el geobloque o nuevo adobe, hecho a base de tierra prensada y estabilizada con cemento.

Sobre una cimentación de hormigón, a la que se le dejan varillas de acero verticales, se van colocando los geobloques, que tienen unos huecos por donde pasan las varillas y que se rellenan con hormigón.

Pedro Zeas, representante de Gearth Arquitectos, explica que con este se logran procesos constructivos mejorados. Asegura estabilidad, durabilidad y causa un bajo impacto en su proceso de fabricación.

“Su resistencia estructural es superior a la del bloque de hormigón y al ladrillo. Permite desarrollar una albañilería portante, con diseños originales y sinuosos. Las edificaciones son de costos bajos y los espacios creados son saludables”.

El bloque rectificado también es una alternativa para revalorizar la estética del material al natural. Este tiene un brillo especial, que lo hace ideal para interiores, gracias a su recubrimiento con resina.

Los departamentos del conjunto San Telmo son de bloque rectificado al natural.

Los departamentos del conjunto San Telmo son de bloque rectificado al natural.

El proyecto San Telmo, ubicado en el valle de Los Chillos utilizó este bloque en todos sus departamentos. Su constructor, Pablo Puente, comenta que “eliminar recubrimientos innecesarios permite reducir costos y mejorar la calidad constructiva sin sacrificar el confort, a través del diseño.

Pero también están los sistemas que aprovechan las bondades funcionales del bloque. Uno de ellos es el de mampostería estructural, en el cual el bloque es el elemento fundamental.

En este sistema constructivo, los bloques de alta capacidad de carga están unidos con mortero y armadura, y diseñado para soportar las cargas que se producen en un edificio, explica Paola Bajzelj, representante de PMJ Arquitectos.

Como los de esta constructora, muchos proyectos optan por dar acabados sobre el bloque, aprovechando así sus ventajas funcionales.