En el recibidor se puede complementar el diseño del baúl abierto, con cojines decorativos encima. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el recibidor se puede complementar el diseño del baúl abierto, con cojines decorativos encima. Fotos: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los baúles decoran y son funcionales en cualquier estancia

Yadira Trujillo Mina.
Redactora (I)

Los recursos para ambientar los diferentes sitios de la casa hoy en día son tan funcionales como decorativos. Además de volver agradable un entorno, facilitan las actividades en el mismo con su diseño.

Este es el caso de los baúles, que por sus formas y colores dan estilo al lugar y por su diseño, concebido para almacenamiento, ayudan a la organización del área en la que se coloquen.

Así lo explica la interiorista Lourdes Vélez. “Con baúles se pueden hacer muchas cosas en la casa. Primero porque su diseño se puede acoplar a todo estilo y segundo porque se puede usar uno en cualquier espacio; desde la sala hasta el baño”.

Para estilos interiores clásicos, Vélez recomienda baúles con diseños detallados y con el tono de la madera natural. Pero si se trata de una casa moderna, sugiere tonos claros como blanco y beige, combinado con pasteles entre rosa y verde, según las preferencias y gustos de la familia.

El tamaño de los baúles depende del espacio con el que se cuente y de las proporciones de los elementos que se ubiquen junto a él, indica la profesional.

Junto a poltronas auxiliares, el baúl cumple las mismas funciones que una mesa o consola.

Junto a poltronas auxiliares, el baúl cumple las mismas funciones que una mesa o consola.

“Es indispensable no saturar ni en color ni en proporción. El baúl funciona como complemento, por ende no debe resaltar en un ambiente, mucho menos por su gran tamaño cuando el espacio no es muy amplio”.

Las características de diseño se deben pensar también en función del sitio en el que se coloque el baúl. “La idea es que se logre una armonía con el entorno. Quizá el mismo diseño no funcione bien en la sala como en el dormitorio, por la naturaleza de las actividades de cada sitio dentro de la casa”.

En las zonas sociales, Vélez recomienda usar los baúles como mesas auxiliares. “Sobre ellas se pueden poner accesorios decorativos o bocaditos cuando llegan invitados a la casa”.

La ventaja funcional es que dentro de este se puede guardar la vajilla auxiliar, manteles u otros implementos que se usan en el sitio.

En el caso de los dormitorios, sirve para organizar cobijas, ropa, juguetes y otros accesorios de uso familiar.