La gran bóveda de 800 m² se destaca sobre el conjunto de edificios de alrededor. Foto: AFP.

La gran bóveda de 800 m² se destaca sobre el conjunto de edificios de alrededor. Foto: AFP.

La gran vela de paneles fotovoltaicos gira con el sol

Redacción Construir  (I)
[email protected]

París tiene un nuevo ícono de arquitectura cultural. Se trata de La Seine Musicale, obra a la que el arquitecto japonés Shigeru Ban describió como “una gran nave con muros de hormigón largos”.

El japonés diseñó el proyecto junto al francés Jean de Gastines, sobre terrenos que ocupaba una fábrica de Re­nault, en la isla de Seguín, oeste de la capital de Francia.

Ubicado a poca distancia de la Torre Eiffel, el nuevo espacio para actividades culturales tiene como fin que París sea una “auténtica ciudad de la música”, según el portal web de Revista de Arte.

El sitio abrirá sus puertas el próximo 22 de abril. Tiene 35 000 m² de extensión; un auditorio con 1 150 asientos, que se usará principalmente para la música clásica; una gran sala polivalente con capacidad para 4 000 personas sentadas o 6 000 de pie; un estudio de grabación; espacios para las empresas; tiendas y un jardín de 7 200 m².

El auditorio, con 1 150 asientos, se usará principalmente para la música clásica. Foto: AFP.

El auditorio, con 1 150 asientos, se usará principalmente para la música clásica. Foto: AFP.


El sitio digital destaca la estructura moderna, que “contempla una gigantesca bóveda de 800 m² y sobresale entre el conjunto de edificios, permitiendo que desde el auditorio se contemple el Sena y sus alrededores.

La entrada al nuevo referente urbano cuenta con una puerta de cristal que se ha calificado como monumental. Revista de Arte describe este particular como “un modelo único en el mundo por su tamaño. Es de 10 metros de ancho y 10,5 metros de altura y un peso de 5 toneladas. Se abre horizontalmente mediante una unidad hidráulica”.

Al interior, el blanco y el gris se observan desde el suelo hasta el techo. Las curvas del diseño arquitectónico se ajustan a las formas de punta de la isla y juegan con los reflejos en el agua.

La obra arquitectónica tiene 35 000 metros cuadrados  de extensión. Foto: AFP.

La obra arquitectónica tiene 35 000 metros cuadrados de extensión. Foto: AFP.

“Una gran vela adornada con más de 1 000 metros cuadrados de paneles solares fotovoltaicos gira el torno a la cúpula siguiendo el curso del sol. Todo ello será el nuevo símbolo de la entrada oeste de París, reflejando la ambición cultural de La Seine Musicale y su apuesta por formar parte de un futuro ecológico” apunta Revista de Arte en su sitio web.

Precisamente, la intención del proyecto del Valle de la Cultura de Hauts de Seine es promover la idea de Cultura para todos y excelencia para todos.

Los visitantes de La Seine Musicale podrán salir a las terrazas, pasear por los pasillos o por el gran vestíbulo de 1 700 m² que cuenta con bares, tiendas relacionadas con la música y exposiciones culturales.

La renovación integral de la Isla de Seguin es uno de los proyectos arquitectónicos y urbanísticos que suceden en París. Muchos han sido inaugurados recientemente o ­
verán la luz muy pronto.

La estructura cuenta con muros de hormigón largos. Foto: AFP.

La estructura cuenta con muros de hormigón largos. Foto: AFP.