Los renos no pasan de moda. Se adhieren a la decoración moderna gracias a los colores neutros. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los renos no pasan de moda. Se adhieren a la decoración moderna gracias a los colores neutros. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Un accesorio decorativo con toque navideño para cada rincón de la casa

Yadira Trujillo Mina.
Redactora (I)

El árbol de Navidad, los ángeles, renos, venados y paisajes con nieve vuelven a ser parte de la decoración de la casa en esta época del año. No importa el estilo o el sitio de la casa, para cada caso hay un accesorio ideal.

Este motivo decorativo, explica la interiorista Martha Rodríguez, se plasma desde el exterior, pasando por las zonas sociales, la cocina y los baños hasta las habitaciones.

“Hay cosas de decoración que son oportunas en unos sitios y no en otros. En el caso de lo navideño, no quiere decir que se coloque la misma figura en cualquier lugar. Pero la ventaja es la variedad de alternativas para cada uno”.

Así por ejemplo, la profesional recomienda las esculturas de personajes navideños y las figuras animales para las zonas sociales como la sala.

En el caso del comedor y la cocina, manteles, platos y utensilios con diseños navideños son la opción.

Las figuras religiosas, por sus formas, se adaptan a la decoración clásica. Cuando son esculturas se pueden poner en el piso de zonas sociales y corredores. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Las figuras religiosas, por sus formas, se adaptan a la decoración clásica. Cuando son esculturas se pueden poner en el piso de zonas sociales y corredores. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Para exteriores Rodríguez sugiere esculturas de tamaños grandes, accesorios colgantes o apliques de pared, de materiales indicados para el lugar.

En el caso de los dormitorios, la interiorista sugiere cojines o cubrecamas navideños.
Nora Morales, interiorista, manifiesta que en cualquiera de estas aplicaciones, lo importante es no saturar el espacio, considerando que los colores navideños son llamativos y con muchos detalles.

“Lo ideal sería usar un solo elemento que contraste y ponga el toque decorativo acorde a esta época, sin que este sea el punto focal de todo un ambiente de la casa”.

Los materiales y las tonalidades de los accesorios son importantes para marcar el estilo, sostiene Rodríguez.

Los cojines son una alternativa tanto para zonas sociales como para dormitorios. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los cojines son una alternativa tanto para zonas sociales como para dormitorios. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

“Al momento de elegir el objeto a colocar se debe pensar en el tipo de decoración”.
Cuando el estilo es clásico, la interiorista recomienda, por ejemplo, figuras de madera con muchos detalles y colores oscuros como el café.

Para estilos contemporáneos la madera también es una buena opción, pero con menos detalles sobre el material. En este caso los colores pueden cambiar a gamas claras.

Las fibras naturales y artificiales, la tela y otros materiales como el polipropileno también son una recomendación para la decoración contemporánea.

En la moderna, el vidrio y el metal son los más cotizados. De ahí que las innovaciones en figuras navideñas los tomen en cuenta para esta época.

Morales sugiere mantener estabilidad en toda la casa. Esto se logra, por ejemplo, con similitud en los colores y el estilo de la escultura de la entrada, la figura de la sala y el cojín del dormitorio.