En Paz hay un juego de colores que representan esta sensación: celeste y blanco. Foto: Cortesía Fernando Echeverría

Fernando Echeverría trabajó con la artista japonesa Ayaka Tajiri y el fotógrafo AlexandrosV para la producción de fotos de su última colección. Foto: Cortesía Fernando Echeverría

Zapatos de diseñadores ecuatorianos con propuesta vanguardista

Ana C. Alvarado (I)

La experimentación y la búsqueda de nuevas formas y siluetas son lo común en los productos de Fernando Echeverría e Ile Miranda. Ambos son diseñadores ecuatorianos que plasman sus preocupaciones existenciales en el diseño de calzado, con el fin de que el proceso creativo sea una fuente de expresión y que, por lo tanto, el resultado sea único.

Fernando Echeverría es un diseñador de productos, especializado en calzado. Después de terminar su máster en República Checa, se quedó en ese país que le abrió las puertas a él y a su diseño que parece que viniera de lejos y de otros tiempos, pero que aun así no pierde vigencia.

Para este diciembre, el creativo quiteño lanzó su primera colección de tacones, antes solo había hecho zapatos bajos. ‘Mental Creatures’ nació después de un año de cambios y de renacimientos en la vida de Echeverría.

La línea tiene cinco pares de zapatos, cada uno nombrado a partir de sentimientos que experimentó en este periodo: Alegría, Pasión, Furia, Paz y Orgullo. Los colores y las formas usadas expresan cada sentir del diseñador. Por ejemplo, el celeste predomina en Paz y el verde en Alegría. Mientras tanto, en Furia, el tacón tiene gradas, lo que representa el caos.

Echeverría diseña bajo pedido y hace envíos a todo el mundo, desde Praga.

Ile Miranda, por otro lado, es una diseñadora de interiores guayaquileña que desde hace más de una década aplica esta rama del conocimiento a la creación de calzado femenino. Sus diseños siempre se han caracterizado por ser eclécticos y en este último mes del 2017 regresó con una nueva colección, después de dos años.

Miranda cuenta que ha estado en un período de replanteamiento, por lo que cerró todos sus locales comerciales a finales del 2016 y se dedicó a vender sus productos solo bajo pedido. Su primera colección después de este período se llama ‘Energía Vital’ y tiene varias inspiraciones ligadas a este tema, como el sol, la sangre, los pueblos precolombinos y otros. También hay mucho rojo, cuenta.

La última propuesta de Miranda estará a la venta desde el 20 de diciembre, a través de sus redes.