Carrie Fisher actuó en más de 44 películas; sin embargo, su rol más recordado es el de la princesa Leia en 'Star Wars'. Foto: Facebook/ Star Wars.

Uno de sus looks más recordados de Star Wars es aquel donde Carrie Fisher lució una larga túnica blanca y un llamativo peinado. Foto: Facebook/ Star Wars.

El curioso origen del icónico peinado de la princesa Leia

Infobae América

En 1977 se marcaba el inicio de una era. En ese año, un esperanzado director de cine llamado George Lucas presentaba lo que sería el comienzo de una verdadera obra maestra: la mítica saga de Star Wars. Desde que la primer película vio la luz y en adelante, el film, sus escenas y sus personajes se convertirían en algunas de las figuras más emblemáticas del cine mundial.

La princesa Leia Organa, uno de los personajes principales del episodio IV: " Una nueva esperanza", primer estreno de la saga, tiene el honor de ser el único personaje femenino del film. Interpretada por Carrie Fisher, que falleció esta tarde a sus 60 años, la princesa Leia es una de las más míticas mujeres del cine. 

Star Wars se consagró como un fenómeno cultural que marcó a toda una generación que dedicó gran parte de su tiempo a conocer todos los detalles y particularidades de sus personajes, su rodaje, su historia y sus accesorios, devenidos en íconos de la ciencia ficción.

Uno de sus looks más recordados es aquel donde lució una larga túnica blanca y un llamativo peinado que la alejaba de la sensualidad y le daba una solemnidad heroica.

Este estilo llamó tanto la atención de los fanáticos que muchos desarrollaron sus propias teorías respecto del origen del icónico y galáctico peinado. Ante esta curiosidad, la prensa aprovechó la oportunidad en una entrevista en 2002 a George Lucas para consultarle sobre su inspiración de este tocado. 

La respuesta del director creador de la historia sorprendió a todos: "Cuando grabamos la primera película en 1977, trabajé muy duro para crear algo diferente que no estuviera de moda y fue así como di con el look de las mujeres revolucionarias de Pancho Villa, de donde proviene la inspiración. Esas coletas proceden básicamente del México de cambio de siglo, aunque, tras el estreno, se convirtieron en una especie de moda".

Inmediatamente los seguidores más fanáticos se embarcaron en la búsqueda de peinados semejantes en documentos gráficos de las mujeres mexicanas de esa época, también conocidas como "adelitas", y no encontraron nada. De hecho, según el investigador Michael Heilmann ese diseño era un peinado demasiado complejo para poder realizarlo en plena guerilla. 

Sin embargo, Lucas no está del todo errado. Si bien es cierto que en México no se registra la utilización de este recogido, la investigación de Michael Heilemann indicó que posiblemente el director confundiese su fuente de inspiración y en realidad tuviese como referente el peinado de las mujeres de la tribu india de los Hopi de Arizona, en el sur de Estados Unidos, pegado a la frontera con México.

En esta tribu las mujeres sí lucían este tipo de peinado, e incluso existe registro fotográfico de ello. Lo llamaban "flor de calabaza" y las mujeres lo usaban cuando alcanzaban edad para casarse. Otras teorías, a su vez, también indicaron que el bellísimo arreglo en el cabello de la princesa Leia estaba inspirado en la misteriosa escultura ibérica conocida como "La dama del Elche", que data de los siglos V y IV a.C.

Sea como fuere, el peinado que lució Carrie Fisher durante el rodaje de la película dio nacimiento a un ícono imborrable de la cultura del género de ciencia ficción y de una valiente heroína galáctica.