mirandakerr

No es que los zapatos dejaron de ser el ítem fetiche de las mujeres -ni por cerca- pero sí, el calzado deportivo logró colarse en el guardarropa femenino y convertirse en uno de los ítems favoritos de la temporada. Foto: Cortesía Instagram @mirandakerr

La moda menos esperada, el furor de las zapatillas blancas

Infobae América

Son cómodas, fáciles de combinar y le dan un toque sporty a cada look. En el universo de la moda las zapatillas blancas se convirtieron en las protagonistas indiscutibles de todos los outfits.

Si hace apenas unos meses la diseñadora Victoria Beckham se animó a dejar sus tacazos que tanto la caracterizan para llevar unas zapatillas blancas impolutas, nada menos que en su desfile en el Fashion Week de Nueva York, es porque definitivamente esta tendencia pisa fuerte.

No es que los zapatos dejaron de ser el ítem fetiche de las mujeres -ni por cerca- pero sí, el calzado deportivo logró colarse en el guardarropa femenino y convertirse en uno de los ítems favoritos de la temporada. 

Así como lo recargado tuvo su momento de gloria en donde los diseños más elaborados y vistosos eran los favoritos, ahora es el turno de una moda más relajada y, por suerte, cómoda. 

Primero, llegó el furor por los estilismos "sporty", en donde la propuesta es incorporar zapatillas a looks urbanos y no sólo usarlos exclusivamente para ejercer alguna actividad física. Así, se las empezó a incorporar con jeans y blazer o mismo con una falda plisada o un vestido. Sí, hasta en las pasarelas de firmas de renombre internacional se vieron diseños acompañados de un calzado deportivo. Entre los precursores, Chanel, por supuesto. 

No son ni más ni menos que un calzado específicamente de tenis que originalmente se creó en 1965, pero luego fue rediseñado para el norteamericano Stan Smith por lo que se las bautizó con su nombre en 1971. En 2014, son re lanzadas y se convierten en una de las preferidas de las "it" girls.

La revista Vogue las mostró nada menos que en una editorial con Gisele Bündchen y las influencers la compartieron en todas las redes sociales, suficiente motivo para que todas quieran tener las suyas. 

El diseño alcanzó tal fama que "mucha gente piensa que soy un zapato. Ni siquiera saben que yo era tenista. La zapatilla ha cobrado vida propia por encima de mí", admitió el mismísimo Stan Smith.

La firma deportiva también apostó por su clásico modelo Original Super Star en línea con esta tendencia. Y así Nike, también lo propuso pero en una versión totalmente distinta, las Nike Force 1.

Nada más simple y minimalista que unas zapatillas blancas. Y democrático. Porque si bien todas las marcas de lujo ya lanzaron las suyas, las hay de variedad de precios en marcas más masivas. Es que la premisa, es simplemente, vestir de blanco los pies, no importa la firma.

Lógico, hay un diseño favorito y protagonista de esta tendencia: las Adidas de la colección Stan Smith. Una simple zapatilla de color blanco con un toque de verde en la parte posterior, en la suela y en el logo de la marca que lleva en la lengüeta.

Las de lona también van perfecto con este fenómeno fashionista. Una moda tan simple como accesible.