Diáspora Diseño es una marca quiteña de camisetas y accesorios que promueve el feminismo a través de frases e ilustraciones. Fotos:Armando Prado / CHIC!

Diáspora Diseño es una marca quiteña de camisetas y accesorios que promueve el feminismo a través de frases e ilustraciones. Fotos:Armando Prado / CHIC!

Los mensajes feministas subieron a las pasarelas

Ana C. Alvarado

El empoderamiento de la mujer a través de la moda no es nuevo, pero en esta temporada se elevó como una tendencia en las principales pasarelas internacionales.

Una de las propuestas que logró mayor repercusión a escala global fue la de Dior. En septiembre del 2016, la casa francesa vistió a las modelos con ropa que mezcla lo deportivo con lo romántico.

La camiseta con el eslogan ‘We should all be feminists’, una referencia al libro de la escritora Chimamanda Ngozi Adichie, le dio la vuelta al mundo a través de Instagram y apareció en portadas de revistas como Vogue y Bazaar. Rihanna, Natalie Portman y otras celebridades fueron fotografiadas con esta prenda.

María Grazia Chiuri asumió la dirección creativa de Dior en julio del 2016, convirtiéndose en la primera mujer al mando de la histórica casa de diseño. Su misión es vestir a la mujer contemporánea: fuerte y sin miedo a explorar las diferentes áreas de ser mujer.

Diseñadores como Prabal Gurung se unieron al movimiento. El singapurense también puso mensajes feministas en camisetas, mientras que Mara Hoffman abrió su último desfile en febrero del 2017 con activistas feministas.

Diaspora diseño realiza estampados sobre camisetas y buzos con motivos feministas. Foto: Armando Prado / CHIC!

Diaspora diseño realiza estampados sobre camisetas y buzos con motivos feministas. Foto: Armando Prado / CHIC!

Esta tendencia puede ser leída como la respuesta a un momento político protagonizado por Donald Trump, quien fue acusado de acoso sexual y quien públicamente ha llamado a mujeres con adjetivos como gorda, cerda o asquerosa.

Movimientos como Ni una menos también han hecho eco, visibilizando denuncias de violaciones, acoso y tratos diferenciados hacia las mujeres.

En Ecuador, marcas como Bo Em Atelier, Plus Trends Fashion Wear, Lia Larrea o Paqocha trabajan con el empoderamiento de la mujer desde su fundación. Para ellos, la moda históricamente ha sido un espacio de expresión femenina, tanto en la creación de las prendas como en su uso. También es una industria que da trabajo a mujeres en diferentes áreas (diseño, confección, marketing, modelaje, etc.) y que por lo tanto las empodera.

La diseñadora de calzado Ile Miranda cree que los mensajes feministas están subiéndose a la plataforma de la moda para poder sembrar conciencia en los más jóvenes y para atraer con un lenguaje seductor a las personas que tienen su interés en otro lado.

La creativa guayaquileña expresa que es importante crear un sistema de moda que apoye el empoderamiento de la mujer por muchas vías. Es decir, que no sea solo un medio por el cual viaja el mensaje. “Tiene que ser coherente desde el sistema donde se produce la moda”, expresa.

Ella me quiso es una línea guayaquileña de calzado. Propone un look que se combina con propuestas feministas. Foto: Armando Prado / CHIC!

Ella Me Quiso es una línea de zapatos diseñada por Ile Miranda, quien trabaja en programas de empoderamiento femenino. Foto: Armando Prado / CHIC!

Se refiere a los escándalos que rodean esta industria, como la explotación laboral a grupos vulnerables, entre ellos mujeres y menores de edad. Un caso conocido es el del colapso de una fábrica en Bangladesh que resultó en la muerte de más de 1 000 personas. En ese edificio se confeccionaba a través de tercerizadores ropa de marcas del Grupo Benetton, Inditex, entre otros.

Ivanna Carrillo, fundadora de Diáspora Diseño, dice que otro error de la industria ha sido fomentar la construcción de estereotipos que no representan la diversidad.

Esta crítica ha calado y desde hace un par de años ya se ve a mujeres de diferentes tallas, etnias, edades e identidades en las portadas de las revistas de moda y en las pasarelas. Ashley Graham, por ejemplo, es una modelo de talla grande que ha hecho portadas para revistas como Sports Illustrated.

Carrillo indica que la moda sí es una herramienta válida para difundir pensamientos o ideas. “Pero hay que encontrar otra manera o lógica de vestir”. La ilustradora de la marca de camisetas y accesorios cree que los consumidores tienen un papel fundamental, pues son ellos quienes con su compra apoyan a una empresa, a la visión y a la forma de producción de la misma.

CRÉDITOS:

Modelo: Camila Estrella / Agencia DIS
Maquillaje: Rossana Costales
Camisetas: Diáspora Diseño
Zapatos: Ella Me Quiso
Pantalón: De Prati