María Cuji reinventa el sombrero de paja toquilla

Ana C. Alvarado (I)

La diseñadora quiteña María Cuji elabora sombreros y tocados para las personas que asisten a los cocteles con la Reina Isabel II o para citas hípicas como el Royal Ascot. Sus extravagantes productos son hechos a partir de la paja toquilla y la elaboración de los mismos inicia en Ecuador.

Foto 1. María Cuji luce una diadema que elaboró con textiles tradicionales. Foto: Víctor Muñoz / El Comercio

María Cuji luce una diadema que elaboró con textiles tradicionales. Foto: Víctor Muñoz / El Comercio

Cuji migró a Londres en 1997. Hacía trabajos de limpieza y soñaba en continuar con su carrera en diseño de modas, que inició en la Universidad Tecnológica Equinoccial en Ecuador. A pesar de que todavía no se sentía cómoda con su dominio de inglés, un día decidió inscribirse en un curso de corte y confección. Sin embargo, los cupos ya se habían llenado.

Siguió buscando opciones y dio con un curso de sombrerería en el London College of Fashion. Pronto se destacó por su habilidad y poco a poco se fue involucrando con los actores de moda de Londres. Un día se atrevió a enseñarles a un grupo de modelos la caminata en pasarela y al otro sus diseños se habían publicado en una revista comunitaria, en una nota titulada ‘Ecuadorian Extravagance’.

La publicación le dio confianza a Cuji, quien empezó formalmente su carrera diseñando tocados. Al inicio usaba sinamay, una fibra de origen vegetal popular en la elaboración de sombreros formales. Sin embargo, decidió reemplazarlo por el uso de la paja toquilla.

Su carrera fue escalando poco a poco y ahora se sigue especializando y da clases en Central Saint Martins, la universidad de diseño donde estudiaron grandes nombres de la moda global como Alexander McQueen.

Al inicio usaba la fibra de sinamay en la elaboración de sombreros. Foto: Víctor Muñoz / El Comercio

Al inicio usaba la fibra de sinamay en la elaboración de sombreros. Foto: Víctor Muñoz / El Comercio

Desde el 2012, la diseñadora quiteña visita Ecuador al menos una vez al año para dar talleres a los artesanos. A través de Proecuador e instituciones como el Centro Interamericano de Artesanías y Artes Populares se ha reunido con personas que trabajan con paja toquilla en distintas comunidades en el Ecuador.

En su última visita, realizada en agosto del 2016, también se reunió con artesanos que se dedican a la elaboración de otro tipo de productos, como las macanas de Gualaceo. El contenido de sus talleres tiene que ver con el diseño contemporáneo, con el objetivo de que los artesanos puedan actualizar y globalizar sus propuestas.

…the back…

Una foto publicada por FB/T: @mariacujilondon (@mariacujilondon) el

Cuji ha hecho alianzas con algunos grupos que venden en Londres los productos con las especificaciones que la diseñadora les pide. En la capital inglesa, ella les da los acabados a los sombreros, que son comprados principalmente por esposas de embajadores y mujeres que asisten a eventos de la realeza británica.

Además de sombreros, Cuji elabora colecciones de alta costura una vez al año. Su propuesta es experimental. Ha hecho vestidos con los retazos que quedan al cortar los sombreros de paja toquilla e incluso ha cultivado minerales con bórax en una tela.

La diseñadora quiteña busca ahora seguir fomentando la conexión entre los artesanos ecuatorianos y los diseñadores ingleses, con el objetivo de dar a conocer los productos del país andino y revalorizar el trabajo de los artesanos.