la modelo luce una propuesta de la colección De los Andes a la Patagonia de Fernando Echeverría. Foto: Fernando Echeverría

La modelo luce una propuesta de la colección De los Andes a la Patagonia de Fernando Echeverría. Foto: Cortesía Fernando Echeverría

Tres marcas ecuatorianas están en la Bienal Iberoamericana de Diseño

Ana C. Alvarado

Tres marcas ecuatorianas fueron seleccionadas como finalistas de la categoría Diseño de moda, textil y complementos de la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID). Son Paqocha, Rukuyaya y Fernando Echeverría.

Los productos de estas firmas de indumentaria son parte de la exposición de la BID en Madrid hasta el 29 de enero del 2017. A partir de esa fecha iniciarán las exposiciones itinerantes por distintas ciudades de Europa y Latinoamérica.

Paqocha

Pacocha quedó finalista con los productos de su colección Natura. Fotos: Paqocha.

Pacocha quedó finalista con los productos de su colección Natura. Fotos: Cortesía Paqocha

Es una empresa fundada por Lorena Pérez y Felipe Segovia hace 10 años con el objetivo de rescatar la producción textil derivada de la alpaca.

Pérez, quien está encargada de trabajar en el diseño con las comunidades de mujeres artesanas, contó en una entrevista para Chic! que en las zonas de los páramos la presencia de alpacas es común. Sin embargo, el aprovechamiento de estas especies se abandonó a partir de la exterminación de camélidos durante el colonialismo.

La introducción de especies como la oveja suplantó a la alpaca. Ahora se busca rescatar los usos que se le daba a la lana de la alpaca y los procesos a través de los cuáles se creaban textiles. A su vez, se crean fuentes de trabajo para las mujeres de los páramos de provincias como Chimborazo.

Las mujeres hiladoras venden por peso su producto a Paqocha. Después se clasifican los hilos de acuerdo al grosor de cada uno y se destinan para diferentes productos. Otro grupo de mujeres, las tejedoras, son las encargadas de dar forma a sacos, bufandas, cuellos, mitones, entre otros.

Todos los procesos son naturales y en concordancia con la moda sustentable. Para la colección de 2017, Paqocha trabajará por primera vez con colores —hasta ahora todas las colecciones han sido en los colores naturales de la alpaca. Se usarán tintes de origen vegetal.

Rukuyaya

Rukuyaya busca aportar a la cultura visual latinoamericana a través del diseño de indumentaria, accesorios y objetos. Foto: Rukuyaya.

Rukuyaya busca aportar a la cultura visual latinoamericana a través del diseño de indumentaria, accesorios y objetos. Foto: Cortesía Rukuyaya

Esta marca de la diseñadora Vanessa Zúñiga es una derivación del proyecto Crónicas Visuales Abya Yala. Desde hace 12 años, la creativa investiga y experimenta con los signos visuales de las culturas originarias de Latinoamérica.

Cada diseño en las telas de Rukuyaya parte del estudio morfológico de piezas arqueológicas y textiles de culturas ancestrales. Zúñiga busca aportar en los procesos de revalorización histórica y narrativa de la cultura y cosmovisión andina y tener un impacto en la construcción de la identidad visual de Latinoamérica.

A través de su estudio, Amuki, Zúñiga también quedó como finalista en la categoría de Diseño Gráfico y Comunicación Visual con su proyecto Tipografía Tiwanacu y Modular 49.

Se trata de una tipografía experimental basada en los signos visuales primarios que se obtuvieron del análisis de la iconografía de las Ruinas Arqueológicas de Tiwanacu en Bolivia y de una tipografía modular que nace de una serie de signos visuales de las culturas ancestrales ecuatorianas.

Fernando Echeverría

Echeverría se especializa en el diseño de zapatos y bolsas, pero no deja de lado el diseño de indumentaria. Foto: Fernando Echeverría

Echeverría se especializa en el diseño de zapatos y bolsas, pero no deja de lado el diseño de indumentaria. Foto: Cortesía Fernando Echeverría

El diseñador ecuatoriano participó con la colección De los Andes a la Patagonia. Es el trabajo para el diploma de tesis de maestría en Praga, República Checa.

La colección está inspirada en proyectos realizados en la zona rural de Moravia. La propuesta investiga la vestimenta tradicional andina, su simbología y usos y se desarrolla interdisciplinariamente con una diseñadora textil.

La tela fue realizada de forma exclusiva para esta colección por productores nativos de la comunidad indígena de Peguche y, finalmente, desarrollados y confeccionados en Praga. La colección se completa con zapatos hechos a mano.

Entre los seleccionados para la exposición de la BID, aunque no como finalistas, también están Florencia Dávalos y Lorena Jijón Jewelry Design.