Rutina diaria de belleza para hombres con el maquillador Eliberto Rodriguez. Foto: Diego Pallero / CHIC!

Rutina diaria de belleza para hombres con el maquillador Eliberto Rodriguez. Foto: Diego Pallero / CHIC!

El maquillaje masculino deja de ser un tabú

Ana C. alvarado. Redactora (I)

La noticia de que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, gastó USD 30 000 en maquillaje durante sus primeros tres meses de gobierno escandalizó al mundo. Sin embargo, no es el primer presidente francés en pasar una factura tan alta por temas de belleza.

Sus predecesores, François Hollande y Nicolas Sarkozy, gastaban cantidades similares en maquillaje y peinado, para lucir su mejor versión ante las cámaras y seguidores, de acuerdo a Business Insider. Si bien el tema de la estética masculina no está tan extendido como sucede con su contraparte femenina, este caso demuestra que los hombres también acuden a las mismas técnicas, tecnología y servicios para reflejar una imagen de salud, bienestar y belleza.

Eliberto Rodríguez, dueño de la peluquería E&J, dice que los tratamientos estéticos y el maquillaje ya no son exclusivos de las mujeres y que tampoco se quedan en el público gay y queer.

Eliberto Rodríguez es estilista y maquillador en Quito. Foto: Diego Pallero / CHIC!

Eliberto Rodríguez es estilista y maquillador en Quito. Foto: Diego Pallero / CHIC!


“Los hombres ahora se asesoran para cuidar su piel y cabello y llevan un mejor estilo de vida. Después de los 40, ya no se avergüenzan al buscar tratamientos antiedad como el botox y el ácido hialurónico”, dice y da a conocer que él ha invertido en procedimientos como un tatuaje de cejas, para rellenar una señal de un accidente, y en un retoque de labios con ácido hialurónico.

Rodríguez es también educador en maquillaje profesional, para la marca Kryolan, así que está actualizado en cuanto a tendencias, productos y técnicas. El maquillaje ya no es un tabú para el público masculino, pero el experto advierte que se debe realizar siguiendo pasos que ayudarán a dar naturalidad al rostro y a no caer en la exageración.

Su primer consejo es mantener un cuidado diario de la piel. Al momento de maquillar, el primer paso que debe seguir un hombre es aplicar una crema que ayude a disminuir la apariencia de los poros. Las líneas profesionales también tienen polvos traslúcidos con este efecto.

La base debe adquirirse de acuerdo al tipo de piel y el cliente debe dejarse asesorar para escoger el tono correcto. Para aplicar, lo más sencillo será hacerlo con los dedos limpios, dice Rodríguez, pues con el calor corporal, la base se dispersará mejor. Este producto ayuda a igualar el tono del rostro, a tapar manchas o espinillas y a ocultar rápidamente las ojeras.

En lugar de un rubor de tonos rojos, rosados o melones, como en el caso de las mujeres, los hombres deben elegir colores bronce. Se aplica sobre los pómulos y sobre la nariz, para dar un aspecto de un bronceado natural. También se puede trabajar en los contornos, como en el caso de Macron. Este objetivo requiere de técnicas de maquillaje más complejas, pero una forma fácil de hacerlo es aplicar el rubor debajo de los pómulos.

El maquillaje masculino debe procurar peinar las cejas, rizar las pestañas e hidratar los labios. Para finalizar, se aplica polvo traslúcido, para eliminar el brillo indeseado del rostro.

Juan Carlos Salazar es diseñador de maquillaje para cine y teatro en Bélgica. Foto: Archivo / CHIC!

Juan Carlos Salazar es diseñador de maquillaje para cine y teatro en Bélgica. Foto: Archivo / CHIC!


‘Esta es la era del cuidado estético’


Se está viviendo en una era de cuidados y mejoramiento de la apariencia. Quedan aún algunos complejos que asocian la belleza con un estado de fragilidad en el que los hombres no encajan, Sin embargo ha habido un cambio sustancial.

El género masculino ha dado el paso de poder decir libremente que se trata de cuidados cosméticos y asumen su metrosexualidad, una gran evolución que se inició a mediados de los años 90.

No hay que olvidar que el diseñador francés Jean-Paul Gaultier lanzó la primera colección de maquillaje para hombres en el 2003. Se llamó “Tout Beau, Tout Propre” (“Lindo y Limpio”) y fue una revolución. En el 2008 fue rebautizada como “Monsieur” (“Señor”).

Gaultier se inspiró en iconos de la moda como el cantante David Bowie, del período glam de los años 70, o en Boy George, de los 80, y llegó a sublimar el concepto de belleza masculina en las últimas décadas.

De esta manera se propuso una verdadera línea de maquillaje exclusiva para hombres. Ahora la oferta es más amplia y variada.