Sthefanny Reyes es estilista y asesora de moda. Foto: Galo Paguay / CHIC!

Sthefanny Reyes es estilista y asesora de moda. Foto: Galo Paguay / CHIC!

¿No tienes nada qué ponerte? Es hora de limpiar el closet

Ana C. Alvarado

No tener nada qué ponerse no es sinónimo de falta de prendas. Es el síntoma de un armario lleno de cosas viejas, de la talla incorrecta, del estilo equivocado o, definitivamente, de cosas que no gustan.

La asesora de moda Sthefanny Reyes considera que es adecuado hacer una limpieza de closet anual.

Limpiar el clóset es importante porque se da inicio a un cambio en tu vida. Es saludable de manera energética y obviamente también para nuestro estilo”, dice la experta en imagen. Explica que cuando se organiza las prendas y se desecha lo que ya no gusta o ya no funciona se prepara para aceptar el cambio que se busca proyectar.

Reyes indica que el error más común al limpiar el armario es dejar prendas que sí gustan, pero que ya no se usan. Otra falla es hacer una limpieza superficial. Explica que esta tarea implica una revisión no solo de la ropa, sino también de zapatos, accesorios, ropa de cama, ropa deportiva, entre otros.

Estas son las recomendaciones paso a paso para hacer una limpieza exitosa:

Definir el estilo

La asesora de moda recomienda iniciar esta tarea con la siguiente pregunta: ¿Qué estilo quiero proyectar desde ahora en mi vida? Una vez que se tenga una respuesta, Reyes aconseja seleccionar fotos de conjuntos favorables, imprimirlos y armar un cuadro con estos recortes, uno junto a otro.

Reconocer el closet

Sacar toda la ropa y clasificarla por prendas: pantalones, blusas, chaquetas, vestidos, ropa de playa, etc. Primero desechar lo viejo y lo que ya no de una buena imagen, por manchas y uso.

Separar lo que no se usa. Identificar si es que no tenemos con qué combinar o simplemente no es del estilo que se busca proyectar. En ocasiones, hay prendas que gustan, pero que no van con el estilo. Hay que dejarlas ir.

Reyes indica que el error más común al limpiar el armario es dejar prendas que sí gustan, pero que ya no se usan. Foto: Pixabay

Reyes indica que el error más común al limpiar el armario es dejar prendas que sí gustan, pero que ya no se usan. Foto: Pixabay

Los ‘looks’

Se puede empezar a armar conjuntos completos. Así se podrá identificar si es que hace falta prendas básicas o colores especiales para lograr combinaciones exitosas de la ropa.

“Este es el punto que más tiempo requiere. Tenemos que usar nuestra creatividad y tener espacio para visualizar toda nuestra ropa”, dice la experta en moda quiteña.

Desapego

Las prendas y accesorios que ya no se usan deben ser descartados porque “¡acumulan mucho tiempo y espacio!”, exclama Reyes.

A la final, la ropa que sigue en buen estado puede tener una vida nueva en fundaciones que entregan la ropa a damnificados o a gente de escasos recursos. Otra opción es buscar mercados de pulgas donde se puede vender la ropa en buen estado o tiendas como Amigui, en Quito, que compra ropa usada y la vende a precios muy económicos.