Esta imagen de Lucho Dávila fue publicada en la revista española Neo2, especializada en temas de moda y estilo. Foto: Instagram @iamtrece.c

Esta imagen de Lucho Dávila fue publicada en la revista española Neo2, especializada en temas de moda y estilo. Foto: Instagram @iamtrece.

El quiteño Lucho Dávila captura la moda internacional

Ana C. Alvarado.
Redactora (I)

El lugar favorito de Lucho Dávila está detrás de una cámara. Puede ser en Madrid, San Petersburgo o Quito —sus lugares habituales de trabajo— o en cualquier lugar del mundo. Las 24 horas de cada día del creativo ecuatoriano están enfocadas en la fotografía de moda.

A inicios de octubre visitó su ciudad natal para dar un taller sobre la realización de campañas publicitarias y editoriales de moda. Durante su corta estadía en Quito se reunió con este Diario para hablar sobre su trabajo.

Una camiseta de algodón y un abrigo negro lo protegían de la gris tarde capitalina. A pesar de haberse mudado a Madrid hace más de tres años, tiene claro el mapa del Centro Histórico de Quito. Le atrae mucho la belleza de ese punto de la ciudad y, al mismo tiempo, se pregunta por qué no hay más movimiento cultural, como sucede en los centros de las grandes metrópolis del mundo.

Acompañado de un café, dio un resumen de su amplio currículo, para sus 28 años. Estudió diseño y comunicación visual en la Universidad Católica, y fotografía en la Alianza Francesa. Tiene posgrados en programación lingüística, estrategia e innovación de empresas y fotografía de moda.

Me by me. www.iamtrece.com #iamtrece #selfportrait #lunesmood

Una foto publicada por Lucho Dávila (@iamtrece) el

Trabajó junto a Miguel Oriola, uno de los fotógrafos españoles de moda más reconocido de las últimas décadas, y en el 2014 fue parte del equipo de desarrollo de proyectos de Prisa Revistas (que engloba marcas informativas como El País o Huffington Post). Después trabajó para Hunter & Gatti, un dúo de fotografía de moda que en España tiene a clientes como Cortefiel o Harper’s Bazaar.

Renunció a la estabilidad laboral para aplicar a un programa de mentoría con Nick Knight, uno de los mejores fotógrafos de moda de la actualidad. Dávila fue el único ecuatoriano. Gracias al contacto con el artista británico, se le abrieron las puertas en revistas como Nakid Magazine, The Rolling Stone o Icon. La publicación en The British Journal of Photographhy es uno de sus mayores orgullos.

Esta imagen fue publicada en The British Journal of Photography. Foto: Cortesía

Esta imagen fue publicada en The British Journal of Photography. Foto: Cortesía

Ahora le apuesta 100% a la fotografía de moda. En las mañanas lo primero que hace es leer revistas especializadas en esta área y sus días básicamente están enfocados en crear composiciones estéticas, limpias y hasta minimalistas —a pesar de su contexto barroco.

Prefiere lo artístico de la fotografía de moda y la abstracción es una de sus herramientas. No ve televisión, aunque con el auge de series como ‘Stranger Things’ se ha visto tentado a subscribirse a Netflix. Le gusta ver películas y leer.

Su marca la nombró I am Trece, pues Dávila no cree en la mala suerte o en la superstición. Y su logo está escrito en braille, como un antídoto a su mayor miedo: la ceguera.