Recomendaciones para tener impecable el traje, los zapatos, las corbatas, las camisas y las camisetas blancas, para alargar la vida útil y no desecharlas fácilmente. Foto: Pixabay

Recomendaciones para tener impecable el traje, los zapatos, las corbatas, las camisas y las camisetas blancas, para alargar la vida útil y no desecharlas fácilmente. Fotos: Pixabay-Archivo / EL COMERCIO

Camisas, sacos y corbatas: consejos para el cuidado de prendas básicas de los hombres

Las prendas casuales, formales para ejecutivos, empresarios o para la vida cotidiana son las que más necesitan de un extremo cuidado, más si se tiene en cuenta la calidad de las telas de las más económicas.

A continuación algunas recomendaciones para tener impecable el traje, los zapatos, las corbatas, las camisas y las camisetas blancas, para alargar la vida útil y no desecharlas fácilmente.

Cuellos de camisa


Los cuellos de las camisas están en permanente contacto con la piel. Las blancas son las más propensas a dañarse, y rápidamente su color se vuelve amarillo siendo las manchas más difíciles de quitar. Por lo general, éstas aparecen por el roce de la barba, la transpiración y en el invierno con los sweater polera.

Algunas recomendaciones incluyen exfoliar el cuello una vez por semana, al igual que el rostro, y mantener bien afeitada la nuca si se luce un cabello corto, y siempre la parte delantera libre de barba. Si el pelo es largo, se recomienda no usar productos porque dejan restos. Estos consejos ayudan a que no haya contacto directo entre piel-camisa.

Las camisetas o remeras blancas

Son los básicos durante todo el año, tanto en verano como en invierno. De manga corta para las chompas de cuero o para las camisas, hasta largas como pijama, éstas son las favoritas de los hombres, pero con el paso del tiempo se deterioran, principalmente en la zona de las axilas por causa del desodorante o antitranspirante.

En el mercado hay varias marcas de antitranspirantes que cumplen la funcion de 'evitar las manchas' y éstos están libres de aceites y químicos que no ayudan al proceso. Pero el truco más efectivo es el lavado de la prenda antes del primer uso.

La sastrería: el traje

Recomendaciones para tener impecable el traje, los zapatos, las corbatas, las camisas y las camisetas blancas, para alargar la vida útil y no desecharlas fácilmente.


Si el traje es de buena calidad, es probable que no requiera de un seguido mantenimiento para que la vida útil de la prenda sea extensa. Luego del uso del saco, se recomienda colgarlo en una percha de hombros anchos y tener espacio para evitar arrugas por el amontonamiento.

Para el pantalón del traje, lo recomendado es colgarlo de la cintura o la botamanga con perchas que tienen broches y dejarlos estirados para evitar la arruga a mitad de la pierna que produce el doblés.

Las corbatas

Nunca se las tiene que guardar anudadas, ya que son una de las prendas más propensas a dañarse. Lo ideal, luego de su uso, es colgarlas sobre una percha y que el peso de la misma la estire.

El cuidado de los zapatos

Recomendaciones para tener impecable el traje, los zapatos, las corbatas, las camisas y las camisetas blancas, para alargar la vida útil y no desecharlas fácilmente.


El mejor consejo para los zapatos es la limpieza inmediata después del uso y no hacerlo en el momento antes de salir ya que las manchas no se secan rápido. Géneros como charol o piel, para que luzcan más brillantes, requieren la aplicación de un trapo con un poco de limpiacristales y frotarlos.

Pocos hombres lo tienen en cuenta, pero ayuda a no dañar el diseño es el uso del calzado. Este ayuda a calzar el zapato y protege de la presión al intentar meter el pie dentro.