Lo más importante para el crecimiento del cabello es consumir alimentos ricos en zinc. Foto: Pixabay

Lo más importante para el crecimiento del cabello es consumir alimentos ricos en zinc. Foto: Pixabay

Nueve alimentos que cuidan el cuero cabelludo

Infobae América

Muchos acuden a especialistas para realizarse tratamientos, otros prueban simples remedios caseros, pero son pocos los que saben que dentro de la alimentación también está el secreto para cuidar el pelo.

Infobae dialogó con una especialista en estética, la doctora Irene Bermejo, quien mencionó los beneficios de consumir nueve alimentos para el cuidado capilar, destacando que lo más importante para el crecimiento del cabello es consumir alimentos ricos en zinc ya que intervienen en 7 de los 9 procesos del crecimiento del pelo.

También, la profesional destacó la importancia de la biotina ya que estimula el crecimiento del cabello y es utilizado en todos los tratamientos para el pelo.

1.Alimentos verdes

Acelga, lechuga, espinaca, palta, brócoli, entre otros, cuanto más intenso sea el tono de verde, más beneficios tendrá para nutrir y fortalecer el pelo. Los vegetales de hoja verde son excelentes ya que aportan vitamina A y C estimulan la segregación de las sustancias responsables de mantener el cabello saludable como la biotina.

2. Zanahoria

Zanahoria

Las zanahorias son ricas en vitamina E, C, potasio y beta caroteno (un potente antioxidante que neutraliza los radicales libres) esto es lo que le da a la zanahoria su color naranja. A su vez es convertido por el hígado en vitamina A, que ayuda a producir los aceites que mantienen hidratado el cuero cabelludo, algo esencial según Irene.

3. Cítricos y vitamina C


El limón, la naranja, el pomelo y todas las frutas ricas en vitamina C promueven el crecimiento del cabello y ayudan a mantenerlo saludable, suave e hidratado. La vitamina C tiene un papel clave en la producción del colágeno, la proteína principal que coadyuva en la formación de fibras y tejido conjuntivo de los mamíferos. El colágeno es extremadamente necesario para mantener el cabello sano.

4. Ácidos grasos y omega 3


La falta de ácidos grasos y Omega 3, puede ocasionar que el cabello esté reseco y opaco. Éstos son los que dan vida al pelo, manteniéndolo sedoso y brilloso, además de que alimentan los folículos pilosos, estimulando el crecimiento del cabello. Se puede conseguir este nutriente en pescados, como el salmón, el atún y la sardina.

5. Huevo

Huevos. Foto: Pixabay

El huevo es uno de los alimentos más ricos en vitamina B12, nutriente clave para el cabello. La yema es muy rica en grasas y es un humectante por naturaleza, además, se puede utilizar para fortalecer los folículos pilosos y sus nutrientes funcionan como acondicionadores para aumentar el volumen, brillo y textura.

6. Yogurt


El yogurt natural es uno de los productos que contiene más ingredientes para nutrir el cabello por dentro y por fuera. Es ideal para pelos resecos y sin vida que fueron afectados por las tinturas o el exceso de planchita o secado.

7. Frutos secos

Almendras

Todos los frutos secos, especialmente las nueces, las almendras y el maní, contienen zinc, selenio y vitamina B en grandes cantidades, nutrientes que combaten la

8. Cereales integrales, granos enteros

Los cereales de grano entero o cereales integrales son ricos en vitamina B5 e inositol, un compuesto que es considerado como uno de los principales nutrientes para estimular el crecimiento del cabello y evitar la calvicie. Los especialistas en dermatología refieren que niveles bajos de inositol provocan adelgazamiento y pérdida de cabello. "Es importante para las personas que no consumen carne, que se alimenten de cereales ya que ellos aportan un poco para el cabello", afirmó Irene

9. Agua

Si el cabello se quiebra, se cae en exceso, se enreda mucho o no crece, puede ser por falta de hidratación. El agua no es un alimento en sí, pero tiene una función clave en el organismo y en la salud del pelo. La falta de hidratación es la causa más habitual de una melena áspera, opaca y sin brillo, por lo que consumir al menos 8 vasos de agua (2 litros aproximadamente) al día ayudará a mantener el cabello hidratado.