7 de febrero de 2018 00:00

¿Votamos con el corazón o la cabeza?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 30
Mónica Villegas Hernández

Los jóvenes empezamos a preguntarnos si realmente hubo un voto pensado en ésta consulta. Pero ¿De qué depende el voto responsable? El voto responsable depende de un amplio estudio de cada una de las preguntas de referéndum, consulta o candidatos a elegir.

En el caso de la Consulta Popular 2018 se ve notablemente la construcción de la campaña por el Sí o por el No, en una lucha de poderes políticos tradicionalmente conocidos. Este fin de semana en los alrededores del Distrito Metropolitano de Quito, específicamente en Puéllaro escuché decir que el voto debe ser facultativo, pues no todos sabemos de lo que se trata la consulta y que únicamente la población que esté informada se debería acercar a la urna.

Este comentario me llevó a pensar de la importancia y análisis de cada una de las preguntas de referéndum y consulta las cuales se debatieron en redes sociales y medios de comunicación. Pero la pregunta más importante es: ¿Cuántos ecuatorianos estamos interesados e informados sobre los anexos de la consulta? ¿Sabemos a qué nos enfrentamos al votar No o Sí? Es evidente el desconocimiento sobre “la letra chica” de la Consulta Popular 2018. Considero que hay temas y debates que se deben tratar en la Asamblea Nacional, como “expertos” en el tema legislativo y político, y al ser elegidos democráticamente en las urnas por sus respectivas provincias se convierten prácticamente en la voz del pueblo. Una consulta popular, al ser un mecanismo de democracia directa debe ser clara y concisa, sin alargar las letras y la papeleta.

La razón más importante para argumentar esto, es saber que en el Ecuador el voto es un deber ciudadano, y en segundo lugar un derecho.

Convertir el voto en un derecho facultativo le da poder al pueblo por el pueblo, mientras que el voto obligatorio contradice el origen histórico liberal del derecho al voto, arriesgamos notablemente los temas político-constitucionales que nos afectan. El voto al ser un deber, aumenta considerablemente el poder al Ejecutivo de turno, si es un derecho, el poder será nuestro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)