5 de February de 2013 00:03

Triste despertar

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Llegaba al peaje de la autopista General Rumiñahui, faltaban unos mil metros para las casillas de cobro, no había “trancón”, la vía estaba con autos que se deslizaban a mediana velocidad y en los rostros de los conductores se reflejaba alegría y optimismo. Pensé en el Prefecto de Pichincha y la decisión que había tomado. Está cumpliendo con su obligación del buen vivir para los habitantes de la provincia y ha encontrado otras fuentes de financiamiento para las obras que ejecuta. Al fin y al cabo la autopista está requetepagada y no es justo que sigan cobrando peaje. ¡Qué bueno!, me dije... Solo era un sueño, ¡desperté! Otra vez los trancones, caras agrias, minutos de desesperación y conformismo, y están ampliando la vía para poner tres casetas más en este infierno. Qué pena...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)