6 de April de 2014 00:03

Los tiempos y las costumbres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0


Hace casi dos mil años se quejaba Cicerón: "¡Oh tiempos; oh costumbres!"; pero también añadía: "Las costumbres no podrán nunca vencer a la naturaleza" ("Disputas Tusculanas"). En verdad, la naturaleza de las personas y de las cosas, en vez de progresar, han ido degenerando. Ya no vemos el fuste oratorio de un Velasco Ibarra o la sesuda reflexión de un Camilo Ponce; todo es mediocridad y medianía. Carecemos de un liderazgo espiritual e intelectual, en un medio gobernado por los intereses materiales insustanciales, que no son una contradicción o un oxímoron entre materia y sustancia, sino una relación esencial y real. Nos vamos acostumbrando a lo vulgar, a la maldad, a la violencia, a la sangre; solo esto son noticia, aunque hayan dejado de ser una novedad; que el viejo vea así la existencia es algo natural, pero lo doloroso es que así viva la juventud, esperanza de la patria; que se busque el poder por sí mismo, pero no para hacer "la revolución en nuestros corazones".  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)