8 de November de 2013 00:01

¡Quien nada sabe, nada teme!

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Algunitos no escarmientan nunca. El sumo sacerdote les dice que son autores de un mamotreto y no se inmutan en lo más mínimo. Reciben el insulto con una sonrisa amplia. En lugar de enmendar lo actuado, con renovados bríos y gran temeridad incursionan en campos ajenos a su conocimiento y producen un nuevo mamotreto. Es enternecedor mirarles sonreír complacidos por el trabajo realizado, contrasta el candor de su inocencia con el embrollo que han causado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)